Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Gas: el Gobierno rebajará tarifas para comercios pero mantendrá tope a hogares

Aranguren y Frigerio plantearán a los gobernadores del Sur una nueva propuesta para el comercio pero no modificarán el límite de 400% de suba para el consumo de hogares

Después de una semana de masivas protestas, marchas y amparos judiciales que se replicaron en todo el país en contra de los fuertes aumentos de tarifas de gas que se comenzaron a aplicar a partir de abril, el Gobierno nacional volverá a recibir a gobernadores de la Patagonia, una de las regiones más afectadas. Según pudo averiguar El Cronista hoy a las 12 los ministros del Interior, Rogelio Frigerio; y de Energía, Juan José Aranguren, realizarán una nueva propuesta a los mandatarios del Sur destinada a suavizar el impacto en pequeñas y medianas empresas, el comercio y la industria turística pero no estarán dispuestos a modificar el tope de 400% de suba para el consumo residencial que dispusieron en la reunión con las provincias la semana pasada.
La iniciativa oficial apunta a modificar y superar el mecanismo de financiación publicado en el Boletín Oficial a mediados de mayo a través del cual se resolvió una tarifa financiada por el Estado para el consumo comercial en los meses más fríos. En la resolución se decidió que pymes, clubes, comercios, y entes estatales puedan pagar la mitad de los consumos hechos entre abril pasado y septiembre próximo entre octubre y marzo de 2017 y 2018, respectivamente. Los gobernadores objetan que el beneficio no consiste en una rebaja tarifaria y que las boletas –aún con el financiamiento– siguen asfixiando al comercio y, por ende, a la actividad. En las provincias, entonces, quieren que se retrotraigan los valores a principios de abril o al menos que realicen una reducción en la tarifa plena. La preocupación es creciente porque precisamente en esa zona el invierno es más frío y la industria, a su vez, vive del turismo. Con este nivel de tarifas, creen, la temporada será muy floja porque los establecimientos y locales no tendrán alternativa que trasladar los incrementos a precios. Si logran un acuerdo, los mandatarios no pondrían resistencia al tope de los consumo para los hogares y desistirían de los reclamos judiciales. El gobernador de Chubut, Mario Das Neves (el mandatario que lideró el reclamo), deslizó el posible consenso en declaraciones a la prensa esta semana: “aspiramos a mover el 400% de aumento, pero vamos a ser sinceros, sigo recibiendo boletas y más allá de algunos casos, no es un problema tanto residencial. Tuve ayer la boleta personal de 200 pesos, no es tanto. El problema es la pequeña y mediana empresa que con este aumento las destruyen sino se toma una medida ahí”.
Sin embargo, hay diferencias entre los jefes provinciales. El gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, anticipó que aceptaría “un incremento del 500% en principio, con una actualización posterior en enero de 2017 de un 250% y también de otro ajuste a mediado de 2017 del 250%”. Das Neves y el resto de sus pares de Río Negro, Alberto Weretilneck; Tierra del Fuego, Rosana Bertone y de Santa Cruz, Alicia Kirchner, no estarían de acuerdo con la propuesta. Por otra parte, Frigerio y Aranguren mañana recibirán al resto de las provincias. “Se analizará caso por caso”, señalaron voceros oficiales a este diario.