Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Garavano elevó los pliegos de los candidatos de la Corte a Macri

Mientras intenta que los jueces Rosenkrantz y Rosatti juren en sus cargos previo a ser nombrados, el Gobierno avanza con el trámite antes de que sean postulados al Senado

El intento del Poder Ejecutivo por designar dos jueces para la Corte Suprema transita por dos caminos paralelos. Por un lado, luego del decreto que lanzó el presidente Mauricio Macri, se espera que los candidatos Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti juren en sus cargos después de la feria judicial, en el comienzo de febrero. Sin embargo, ante los inconvenientes que pueda generar la judicialización de esas designaciones, se inició el ciclo formal para llevar los pliegos al Senado, luego de que el ministro de Justicia Germán Garavano elevara a Macri las candidaturas de ambos magistrados.
Según se detalló en un comunicado, desde el 18 de diciembre se recibieron opiniones de "ciudadanos, organizaciones no gubernamentales, colegios y asociaciones profesionales, entidades académicas y de derechos humanos y demás sectores de la sociedad civil", y ya fue cerrado dicho proceso. "Luego de evaluar las opiniones recibidas en el marco del Decreto 222/2003, el ministro de Justicia y Derechos Humanos elevó al Presidente las propuestas de los candidatos", se informó desde el Ministerio de Justicia.
"Finalizado este procedimiento de preselección y consulta ciudadana se elevaron los pliegos al Presidente, quien dispondrá sobre la elevación de propuestas al Senado", se informó.
El proceso se realiza en paralelo a la designación en comisión que realizó Macri de ambos funcionarios para la Corte Suprema, hasta tanto comience el período de sesiones ordinarias del Congreso donde se deberán analizar los pliegos. De lograr dos tercios de votos en el Senado, los candidatos asumirán.
Cabe recordar que la intención de Macri es que a Rosenkrantz y Rosatti se los designe tras la feria judicial para comenzar a cubrir los huecos que dejaron tras sus renuncias Eigenio Zaffaroni y Carlos Fayt. Para ello, en un principio, tuvo el consenso de Ricardo Lorenzetti, el presidente del máximo tribunal. Pero en las últimas semanas se evidenciaron cortocircuitos en la relacion Ejecutivo-Corte, sobre todo después de que la diputada Elisa Carrió, aliada política de Cambiemos, denunciara a Lorenzetti en la Justicia por presunto enriquecimiento ilícito.
Dos reuniones consecutivas entre el juez santafesino y Garavano, a la última de las cuales se sumó Macri, buscaron relajar las tensiones interpoderes. Esta semana, Lorenzetti estará en España, donde asistirá a un encuentro en la Universidad de Salamanca. Desde el lunes, los tribunales de Talcahuano y Comodoro Py volverán a tener actividad normal, tras el receso.
En relación a los pliegos de Rosenkrantz y Rosatti, según comunicaron en el Ministerio de Justicia, entre las adhesiones institucionales más importantes, tanto profesionales como académicas, sobresalieron la Asociación Argentina de Derecho Procesal Constitucional, la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), la Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas, la Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Buenos Aires, el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, la Facultad de Derecho de la Universidad de Palermo, la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales y Políticas de la Universidad Nacional del Nordeste.