Ganancias: por una omisión, los intereses de plazos fijos de 2019 quedaron exentos

Tras meses de debates e interpretaciones cruzadas, el Fisco zanjó la cuestión de facto, al no solicitar que los contribuyentes declaren sus ingresos generados por plazos fijos en pesos y sin cláusula de ajuste durante el año pasado.

Luego de meses de incertidumbre, finalmente los intereses de los plazos fijos en pesos sin cláusula de ajuste cobrados en 2019 quedarán exentos del pago del Impuesto a las Ganancias, tal como indicaba uno de los artículos de la Ley de Solidaridad. La eximición aparece de facto en el aplicativo donde los contribuyentes declaran sus ingresos del año pasado, al no solicitar datos de ingresos de estos instrumentos.

La controversia nació a partir de una omisión en uno de los artículos de la ley. El proyecto original que ingresó a Diputados preveía en un mismo artículo eximir los ingresos por intereses de plazos fijos y por renta y compraventa de títulos públicos y obligaciones negociables a partir del período fiscal 2020. 

No obstante, en la cámara baja se decidió desdoblar la norma en dos artículos: en el n° 32 se declaraban exentos de Ganancias los ingresos por compraventa de instrumentos financieros nacionales a partir del ciclo fiscal 2020; pero el n° 33, referido a intereses de plazos fijos en pesos y de títulos públicos, no llevó fecha especificada. Y en la ley salió así.

De esta manera, la exención de los intereses entró en vigencia el 23 de diciembre de 2019, junto con toda la Ley de Solidaridad y, al ser Ganancias un impuesto de ejercicio, tributaristas argumentaron que la eximición debía alcanzar a los intereses cobrados durante todo el año.

 


"Técnicamente, la exención aplica para todo 2019 porque, como quedó sin una fecha de entrada en vigencia específica, rige a partir del día de su publicación en el Boletín Oficial por aplicación del artículo 87 de la misma ley. Lo segundo que hay que tener en cuenta es que Ganancias es un tributo de ejercicio anual. Por lo cual, técnicamente, aplica para todo 2019 y no desde el 23 diciembre", explicó Ezequiel Passarelli a El Cronista.

Inicialmente la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) sostuvo que se trató de un error en la redacción de la ley que sería aclarada por el Ministerio de Economía.

Tal aclaración nunca llegó y el Fisco reconoció el 21 de abril que el artículo de la discordia entró en vigencia en diciembre de 2019, pero sin especificar si interpretaba la exención para todo el año.

 

 

"En un primer momento se hablaba de la posibilidad de que saliera una fe de erratas o alguna aclaración. Pero, según estamos viendo, la idea sería tomar el criterio técnico y eximir todo el 2019", señaló Passarelli.

Finalmente, en el aplicativo donde los contribuyentes cargan su declaración jurada anual correspondiente, el ente recaudador zanjó la cuestión de facto, al solicitar los ingresos por intereses de plazos fijos en pesos solo con cláusula de ajuste (como los atados a las UVA) o que hayan sido en moneda extranjera. 

 

No obstante, el artículo n° 33 eximía también la renta de títulos públicos nacionales y de obligaciones negociables, pero estos ítems sí aparecen en el aplicativo. De todas maneras, AFIP anticipó en un espacio de diálogo con empresarios que corregirá ese aspecto y también quedarán exentos.

"Han quedado exentos en el impuesto a las ganancias los rendimientos de títulos públicos -artículo 36 bis Ley N° 23.576", señaló el Fisco, ante la observación de empresarios que indicaron que el aplicativo exigía ingresar los montos generados por intereses de estos instrumentos, la que consideró "técnicamente correcta".

 

Tags relacionados