Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Ganancias: empresarios piden pagar menos y compensar con otro impuesto

A cambio de pagar 30% menos por Ganancias piden compensar con un impuesto adicional de 7% sobre utilidades distribuidas. También pidieron eliminar el impuesto al cheque

Ganancias: empresarios piden pagar menos y compensar con otro impuesto

Los empresarios propusieron bajar a 30% el Impuesto a las Ganancias para las compañías, disminución que llegaría al 25% para las pymes, pero complementándolo con un impuesto adicional de 7% sobre utilidades distribuidas para alentar así la reinversión de utilidades.

Esta propuesta formó parte de diez puntos de política tributaria para fomentar la inversión que presentó el presidente del Departamento de Impuestos de la UIA, Carlos Abeledo, ayer en la 17º Conferencia Anual Planificación Fiscal 2017 post Régimen de Sinceramiento de Forum.
Además, Abeledo consideró que para fomentar la inversión se deberían implementar estímulos a las actividades productivas; la posibilidad de aplicar un interés sobre el capital propio, y la reducción de cargas sociales sobre salarios.

Para el primer punto, de fomento de la inversión, propuso un régimen de amortización acelerada de bienes y/o desgravación de parte del monto invertido del resultado impositivo en el Impuesto a las Ganancias, así como un régimen e devolución anticipada del crédito fiscal de IVA.

Asimismo, consideró que se debería implementar un régimen de deducción de intereses sobre capital propio, aplicando una tasa de interés sobre patrimonio con el objeto de brindar simetría en el tratamiento fiscal al capital propio con el endeudamiento. Esto debería regir en tanto se realicen inversiones en bienes de capital.

En cuarto puesto, aparece la solicitud de incrementar el cómputo de pago a cuenta de cargas sociales con el IVA, al tiempo que recuerda Abeledo que el límite máximo de remuneraciones sujetas a contribuciones a cargo del empleador fue eliminado en 2005, incrementando el costo laboral de las empresas en relación a su personal jerárquico, y propone restablecer ese techo.

Pidió reimplantar el ajuste por inflación impositivo, y eliminar el impuesto al cheque. Aunque con realismo, en este último caso, la propuesta consiste en incrementar gradualmente el porcentaje del impuesto sobre los créditos y débitos bancarios computable como pago a cuenta de otros tributos, que hoy es del 34%, y que también pueda descontarse de IVA, y no sólo de Ganancias.

El siguiente punto ya está cumplido, ya que se refería a la eliminación del Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta que ya no existe para las pymes desde el ejercicio 2017 y se deroga a partir del 1º de enero de 2019.

Uno de los puntos en que más hacen hincapié todos los asesores empresarios es en el Impuesto sobre los Ingresos Brutos. Abeledo pretende revisar los criterios de coparticipación nacional y provincial, y reemplazar ese gravamen provincial y, en su caso, las tasas municipales que se recaudan en función de ingresos, por un impuesto final sobre ventas.

En igual sentido, insistió en que se debe unificar y armonizar la tributación provincial y municipal. Para ello, propuso lo siguiente:

-Instar a las provincias a establecer la exención para la actividad industrial, o bien la aplicación de un alícuota reducida uniforme y sin distinción por lugar de fabricación (O sea, sin incrementar la tasa si la firma es local o está radicada en otra jurisdicción).

-Establecer por ley convenio un ‘Código Fiscal Unificado’ al cual las provincias y municipios adhieran.

-Eliminar los regímenes de recaudación a través de la creación de un ‘anticipo de impuesto’, o bien unificar tales regímenes a través de la Comisión Arbitral que reparte entre las distintas jurisdicciones el producido de Ingresos Brutos según ciertos coeficientes.

Por último, Abeledo abogó por reformar el actual régimen penal tributario para que no tenga más un fin recaudatorio, como lo muestra el hecho de que se caiga o no en él según un tope de facturación que es de $ 400.000 para la evasión simple, y empiece a tener realmente un fin punitivo.

En la propuesta de la UIA que presentó, se pide establecer un criterio mixto, a fin de fijar los umbrales de punición de los tipos penales considerando dos variables:

-Número determinado de salarios mínimos vitales y móviles u otro parámetro

-Porcentajes determinados respecto del monto del tributo que hubiera correspondido declarar.
También se indicó la posibilidad de contemplar una dispensa para la formulación de la denuncia penal por parte de la AFIP o las provincias bajo determinados supuestos, y la prohibición absoluta de tal denuncia en determinaciones de deuda en base a presunciones.