Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Ganancias: hay casos en los que el nuevo proyecto es más duro que el original

El consensuado con la CGT establece un Mínimo No Imponible más alto y una escala más progresiva. Pero como cada escalón es más “corto”, hay grupos en los que los sueldos más altos pagan más. Algunos van a poder compensarlo con las nuevas deducciones.

Ganancias: nuevo proyecto, más duro que el original para sueldos desde $ 26.000

El proyecto de Ganancias que se encamina a aprobar el Congreso a partir del acuerdo entre el Gobierno, la CGT y los gobernadores es más duro que la iniciativa original del Gobierno para parte de los trabajadores que pagan Ganancias.

El proyecto consensuado establece un Mínimo No Imponible más alto que el primer texto que el Ejecutivo envió al Congreso. Y además tiene una escala más progresiva: con más tramos y saltos menores en lo que refiere a la tasa que debe pagarse por cada tramo de la escala.

Sin embargo, esos tramos de la escala son más cortos, lo que termina haciendo que, para muchos trabajadores, este proyecto les implique pagar más Ganancias que si se hubiera aprobado el proyecto original del Gobierno (aunque siempre menos que lo que se paga con el actual esquema de Ganancias), según el análisis que hicieron los economistas del Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala.

El problema lo tienen los trabajadores “solteros” y los “solteros con un hijo”; en el caso de los “casados con dos hijos”, como hay otras deducciones, eso no ocurre.

De aprobarse el nuevo proyecto del Gobierno y la CGT, un trabajador que cobre un sueldo neto (antes de Ganancias) de $ 24.900 pagará $ 101 mensuales de Ganancias (distribuyendo el impacto del SAC a lo largo del año) si es soltero y estará exento si es “soltero con un hijo” o “casado con dos hijos”. Con el proyecto original del Gobierno, pagaría $173, $ 77 y 0, respectivamente. Así, el trabajador que cobra ese sueldo salió beneficiado con el cambio de un proyecto por otro.

Pero con un salario apenas más alto la situación se modifica: con un sueldo neto de $ 26.560 (un bruto de $ 32.000), el soltero pagará cada mes $ 272, un peso más que lo que pagaría con el proyecto original; al soltero con un hijo y al jefe de familia de una familia tipo, por el contrario, aún les conviene el nuevo proyecto.

Con 30.710 de ingresos netos mensuales, el universo al que le hubiera convenido el primer proyecto se amplía. Siempre según los cálculos del Instituto de Trabajo y Economía, el soltero sin hijos pagará por mes $ 966 (en vez de $ 829) y el soltero con un hijo, $ 601 (en vez de 543).

Esa diferencia (el mayor peso de Ganancias sobre los trabajadores en el proyecto nuevo que en el viejo) se mantiene para los sueldos más altos, salvo, en el caso de los casados con dos hijos, para quienes el panorama es siempre mejor con el nuevo proyecto que con el original.

Por otra parte, sin embargo, el proyecto también establece nuevas deducciones que antes no existían: podrán deducirse, al menos parcialmente, los alquileres y lo que se cobre por viáticos, horas extras y feriados, entre otras cosas. Con esas deducciones, al menos una parte del universo al que el nuevo proyecto resulta más gravoso que el original podrá compensar el mayor peso de Ganancias.

 

Ante la consulta de Cronista.com, desde la Fundación Germán Abdala indicaron que, “históricamente, alrededor del 70% de los casos” alcanzados por el impuesto a las Ganancias son “solteros sin hijos” o “solteros con un hijo”, y que, en los hechos, el caso de “casados con 2 hijos” es poco representativo.

Eso tiene dos posibles explicaciones: o bien en promedio los contribuyentes tienen menos de 2 hijos, o bien sus hijos trabajan o son mayores de edad y no pueden ser deducidos. Lo mismo ocurre con el “cónyuge”, que en general no puede ser deducidos porque trabaja y tienen un sueldo anual superior a la deducción. Por eso es usual que un contribuyente casado con dos hijos figure, a los efectos de lo que puede deducir, como “soltero” o “soltero con un hijo”.

Más notas de tu interés

Comentarios6

creo que lo único que se quedaron cortos es en el maximo de facturacion de monotributos, el resto me parece que es justo y progresivo

Martin Morales
Martin Morales 22/12/2016 06:32:14

La información detallada de como se compone el universo de los contribuyentes la tiene el gobierno y la uso para su conveniencia

raquel perez
raquel perez 21/12/2016 08:21:05

el proyecto de massa era mejor

Carlos Erefik
Carlos Erefik 21/12/2016 08:15:23

COMO AUTÓNOMO ESTAFADO POR LA CLASE POLÍTICA, YA SÉ A QUIENES NO VOY A VOTAR.

Carlos Rusciti
Carlos Rusciti 21/12/2016 07:18:42

Ser integrante de la CGT no es sinónimo de inteligencia.