U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Gabinete: danza de ministerios y funcionarios en un fin de semana intenso

Las horas de sábado y domingo se caracterizaron por teléfonos desconectados, miles de versiones, anuncios en media lengua y un sube y baja de nombres y dependencias de características febriles.

Gabinete: danza de ministerios y funcionarios en un fin de semana intenso

Luego de una semana cambiaria para el olvido, el viernes el Gobierno prometió que el lunes habría una lluvia de novedades económicas, pero sobre todo políticas, con cambios sensibles en el organigrama de Gobierno. Como la promesa se ventiló en la víspera del fin de semana, las horas de sábado y domingo se caracterizaron por teléfonos desconectados, miles de versiones, anuncios en media lengua y un sube y baja de nombres y dependencias de características febriles. Como lo que priman son los conciliábulos y las negociaciones, las “confirmaciones” son efímeras y, de paso, le sirven al Gobierno y a sus operadores para medir reacciones en los actores y los protagonistas, en un clima en el que los voceros hablan en la voz más baja de la historia, ya que son parte interesada en el asunto.

¿Qué es lo que circuló? De todo. ¿Qué hay en firme? Poco. Esto por la sencilla razón de que los anuncios, que combinan medidas económicas con cambios en nombres, recién se conocerían mañana, y porque la mecánica de la toma de decisiones incluye la incertidumbre acerca del resultado, debido a que en muchos casos se trata de “ofertas”, que incluso no nacen del propio Mauricio Macri, aunque deberían contar con su venia. Es el caso, por ejemplo, de la posibilidad del retorno al Gobierno de Alfonso Prat Gay en reemplazo de Jorge Faurie.

El Cronista no logró establecer contacto con el exministro para confirmar la oferta, mientras que en su entorno desconocían pormenores del asunto. Sin embargo, una fuente gubernamental comentó a este diario que la oferta a Prat Gay provino de un ministro y que el exjefe de Hacienda aún no contestó.

Fuentes que siguen de cerca los movimientos en Casa Rosada atribuyen la posibilidad de un retorno de Prat Gay a su rol en la negociación con los fondos buitre, donde actuó en equipo con Luis "Toto" Caputo, el factotum del acuerdo y con quien lo unen lazos de amistad. En todas las versiones que circularon este fin de semana, la figura de Caputo no apareció en ninguna, es decir que su continuidad no ha sido puesto en duda.

Otro caso similar es el del ministro de Modernización, Andrés Ibarra, a quien le habrían ofrecido la vice jefatura de Gabinete, un dato que coincide con el desplazamiento de los vicejefes Gustavo Lopetegui y Mario Quintana, que sin embargo no saldrían del Gobierno sino que recalarían en otras funciones. Por las dudas, Elisa Carrió salió a defenderlos a capa y espada. Lilita también salió a sostener, a última hora, que "no se tocará el programa de baja de retenciones al campo". Debería haber dicho que no se trocará otra vez, porque a mediados de agosto ya hubo una modificación, cuando el Gobierno anunció que el freno a la baja de las retenciones a los derivados de la soja, la eliminción del fondo sojero y la reducen los reintegros a la exportación.

El pasaje de Ibarra a jefatura de Gabinete es coherente con su condición de ser el hombre que dentro del Gobierno ajusta a los demás ministros, si se tiene en cuenta que mañana se anunciaría un drástico achique al organigrama ministerial.

Otro dato que se daba por hecho el fin de semana es que el ministerio de Trabajo se fusionará con el de Producción. A última hora también anunciaron desde medios televisivos que, como consecuencia de este cambio, el ministro Jorge Triaca dejaba el Gobierno. "Es mentira. Independientemente de los cambios, Jorge sigue en el Gobierno", rechazaron la versión desde muy cerca del funcionario. De hecho, en Producción sólo estaban en condiciones de asegurar que Dante Sica, a la sazón flamante incorporación al Gabinete, seguía al frente de la cartera, y que sumar Trabajo estaba "aún en debate".

Del mismo modo, otros ministerios que se convertirán en secretarias son Ambiente, Ciencia y Tecnología, Cultura, Turismo y Agroindustria. Modernización, por su parte, podría correr la misma suerte.

En tanto, si bien aún no está confirmado, Salud pasaría a formar parte de Desarrollo Social, la cartera que hoy dirige Carolina Stanley. Al respecto, el sindicalista Héctor Daer -uno de los triunviros que conducen la Confederación General del Trabajo (CGT)- manifestó su "preocupación" por la reestructuración que impulsa el presidente Mauricio Macri. "Nos preocupa la eliminación del ministerio de Trabajo, espero que no sea así, porque eso sería la despreocupación absoluta por encontrar la posibilidad de generar equilibrio en la sociedad", expresó esta mañana Daer en diálogo con Radio 10.

En el fin de semana también se consolidó la idea de que no habrá cambios que afecten a Dujovne. Por si quedaban dudas, la confirmación de que el ministro de Economía dará mañana la conferencia de prensa para anunciar los planes para reducir el déficit fiscal, las despejan. Dujovne es aún el negociador directo con el Fondo.

Uno de los rumores más fuertes que comenzó a circular ayer en torno a los cambios de Gabinete y el recorte de los ministerios fue la llegada de Ernesto Sanz a Defensa, en reemplazo de Oscar Aguad. Sin embargo, según pudo confirmar El Cronista, el radical no asumirá ese cargo, aunque sí podría aceptar otro.

De conjunto, de las cumbres que se dieron el fin de semana salieron varias decisiones clave. En primer lugar, se tomó la decisión de eliminar al menos un tercio de los 19 ministerios vigentes. El número exacto y cuáles serán las carteras es difuso, pero se cumplirá una premisa que en el Gobierno vienen planteando desde mediados de junio, cuando se reemplazaron a los ministros de Producción y Energía: “Mauricio quiere una estructura de 10 o ministerios”.