Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Fútbol para Todos le costó al Estado más de $ 2000 millones durante 2014

A principios del año pasado su presupuesto era de $ 1410 millones, pero cerró en poco más de $ 2063 millones, un 46,3% más. El aumento desde el primer pago representa un 633%

Fútbol para Todos cerró 2014 con un gasto estatal de $ 2.063,6 millones, un 46,3% más que lo previsto en el presupuesto original, y desde su creación en 2009 le demandó al Gobierno
$ 7.140,4 millones. Según un informe del sector, además, en concepto de producción general se gastaron $ 34,8 millones durante todo el año pasado.
De los $ 327,4 millones que según datos de la Secretaría de Hacienda se pagaron en el primer año de transmisiones del fútbol por la TV Pública, la cifra anual que se destinó al programa que depende de la Jefatura de Gabinete creció en un 633%.
En 2010, se reconocieron
$ 854,7 millones de gasto; en 2011, $ 904 millones; en 2012,
$ 1.292,8 millones; y en 2013,
$ 1.697,9 millones. Fueron avances paulatinos, pero a partir de constantes reasignaciones presupuestarias autorizadas por el Ministerio de Economía. Puntualmente, en 2014, el presupuesto aprobado en el Congreso había sido de $ 1.410 millones, pero se ejecutaron $ 433,6 millones más en el transcurso del año y se añadieron otros $ 220 millones a través de la decisión administrativa 1070. Esos $ 2.063 millones equivalen a un gasto diario de $ 5,6 millones en televisar los 10 partidos de Primera División y los 5 del Nacional B en la última temporada.
Desde 2010, el Gobierno dejó de aceptar el ingreso de privados para publicitar las transmisiones, limitándose a emitir avisos vinculados a la gestión de las diferentes áreas del Estado. Durante todos estos años, la única entrada de dinero que recibió el Fútbol para Todos fue la publicidad de Iveco, que reportó alrededor de u$s 2 millones por torneo y que en 2014 pagó unos $ 30 millones pero con camiones, no con efectivo.
Para 2015, y con vistas a un inédito torneo de primera división con 30 equipos, se previeron
$ 1.634 millones, aunque se descarta que esa cifra irá creciendo durante el año con reasignaciones de partidas similares a las que se dieron en los últimos tiempos. Se especula con que este año podrían ingresar aportantes privados, y La Nación mencionó la llegada del banco ICBC como posible sponsor, desembolsando $ 144 millones por año.
Por el uso de fondos del Fútbol para Todos existe un expediente abierto en la Justicia federal, que tramita la jueza María Servini de Cubría y que surgió a partir de una denuncia de la legisladora porteña Graciela Ocaña. En agosto del año pasado se ordenó el allanamiento de la Asociación del Fútbol Argentino y posteriormente se pidieron pericias a distintos organismos para avanzar en la ruta del dinero. En la causa están imputados el jefe de Gabinete Jorge Capitanich y sus antecesores en el cargo Juan Manuel Abal Medina y Aníbal Fernández. Julio Grondona, ex presidente de la AFA, también fue investigado hasta que falleció.
Por otra parte, todavía existe un juicio entre TyC y la AFA iniciado tras la ruptura unilateral del contrato de la entidad con la empresa que televisaba los campeonatos de fútbol hasta 2009. El mismo se encuentra frenado en la Justicia desde esa fecha, y luego de diferentes recusaciones de jueces, por las dos partes, no ha tenido avances significativos. Según fuentes del sector, la intención de la empresa es esperar al cambio de Gobierno para renegociar e intentar que se le devuelvan los derechos, o lograr un resarcimiento económico por los cinco años que le restaban de contrato. El vínculo entre la AFA y el Estado culmina en 2019.