Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Fútbol para Todos: Aníbal Fernández dijo que no podía controlar a la AFA

El ex jefe de Gabinete del kirchnerismo, Aníbal Fernández, rechazó ayer los cargos en su contra por irregularidades en el manejo de fondos del programa Fútbol para Todos (FPT) al afirmar que el Estado entregaba el dinero a la AFA y que al pasar a esa institución no podía controlarse más. "El dinero fue a AFA y ahí terminó mi gestión. Hicimos todo bien", dijo Fernández al retirarse del juzgado ubicado en el tercer piso de Comodoro Py 2002, tras un trámite que demandó una hora.
El último jefe de Gabinete de la presidencia de Cristina Kirchner prestó declaración indagatoria en el juzgado de María Servini de Cubría, en los tribunales federales de Retiro, y, en ese marco, entregó un escrito pero no respondió preguntas. En el texto, el ex funcionario nacional rechazó los cargos en su contra, aseguró que el manejo de dinero en el programa fue correcto. "No puede haber control por parte del Estado de lo que hace la AFA", afirmó el ex jefe de ministros.
Sin embargo evitó echar culpas a la Asociación. "Deben establecerse las responsabilidades de cada uno. Nadie culpa a nadie. Era un contrato de derecho privado, no es dinero público. Llegaba la factura y se pagaba", remarcó.
El ex funcionario fue indagado por un secretario que lleva el caso y la jueza Servini arribó a su despacho al promediar el trámite. La indagatoria fue la última dispuesta en la causa, por lo cual la magistrada ya está en condiciones de comenzar a definir la situación procesal de todos los imputados, para lo cual cuenta con diez días hábiles. En la causa se investiga el desvío de fondos públicos que tenían que llegar a los clubes pero se gastaron en comisiones a financieras donde la AFA cambiaba cheques, según la denuncia presentada por la diputada Graciela Ocaña.