Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Fuerte cruce entre Michetti y Maduro por los derechos humanos en Venezuela

La funcionaria comparó la situación del país caribeño con la última dictadura argentina y cuestionó las "prácticas de gobierno contrarias a la defensa derechos humanos"

Fuerte cruce entre Michetti y Maduro por los derechos humanos en Venezuela

La vicepresidenta Gabriela Michetti mantuvo ayer un fuerte cruce con el presidente venezolano, Nicolás Maduro, en el marco de la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac) en Quito, luego de que la funcionaria comparara la situación del país caribeño con la última dictadura argentina y cuestionara las "prácticas de gobierno contrarias a la defensa derechos humanos". La discusión se produjo durante la sesión realizada a puertas cerradas por los jefes de Estado y representantes de los países que integran la Celac, en el marco de la IV cumbre presidencial de ese organismo multilateral.


Allí, y tal como lo había anticipado, Maduro pidió a la Argentina "no involucrarse en los asuntos internos del Estado venezolano", en referencia a las declaraciones mediante las cuales el presidente Mauricio Macri y otros funcionarios nacionales habían expresado preocupación por la situación de los derechos humanos en ese país, y en particular sobre la detención del dirigente opositor Leopoldo López.


Ante ello, Michetti respondió que la Argentina "ha sido beneficiaria de la solidaridad internacional en el momento de la mordaza que la dictadura militar le puso al pueblo argentino" y que "a partir de las denuncias que muchos países hicieron de violaciones a los derechos humanos en el país, es tiempo de retribuir esa solidaridad y señalar aquellas prácticas de gobierno contrarias a la defensa de los derechos humanos". La presidenta del Senado también advirtió que el pueblo venezolano fue "muy solidario en aquellos tiempos con los exiliados de la dictadura" y que por eso los argentinos "debíamos agradecerle eternamente a Venezuela esa generosidad".


Michetti, acompañada por la canciller Susana Malcorra, arribó poco después de las 9 hora local a la sede de la Unasur, adonde fue recibida por el presidente de Ecuador, Rafael Correa, y luego saludada por una numerosa delegación de niños vestidos con la indumentaria típica de los distintos países americanos, que agitaban banderas argentinas.


Previo al debate general, los jefes y jefas de Estado y de Gobierno de la Celac, llevaron adelante un retiro de tres horas a puertas cerradas, sin agenda ni temas estipulados de antemano, siendo sólo un espacio de reflexión.
Michetti desembarcó en Quito en representación de Macri, quien no viajó por recomendación médica a raíz de la fisura en una de sus costillas que sufrió este mes y "la intensa actividad que desarrolló en la Cumbre del Foro Económico Mundial", en Davos.


Junto a la Argentina, 23 delegaciones de Estado participaron de la cumbre para analizar y debatir sobre el "desarrollo y lucha contra la pobreza, la reducción de la desigualdad en América Latina y el Caribe, la integración económica, combate a la corrupción, cambio climático, lucha contra el terrorismo, y el desarrollo de la región", entre otros temas.


El presidente Maduro ya había advertido que iría a la cumbre de la Celac "con todas las verdades y para que se respete el espíritu de unión en la diversidad", y anticipado: "Nadie me va a callar, no voy a aceptar abusos de nadie".


Maduro reaccionó a los comentarios sobre su país vertidos por su par argentino en Davos, donde Macri había vuelto a cuestionarlo, advirtiendo que "se ha distanciado del respeto a los derechos humanos" y pidiendo que "respete las libertades de aquellos que participan en política desde la oposición".


El cruce, sin embargo, fue a puertas cerradas. En la reunión plenaria general, que culminó anoche, ni Michetti ni Maduro volvieron a tocar el tema. La Vicepresidenta leyó su discurso y no hizo menciones a Venezuela.