Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Fuerte aval de Macri a la ley penal juvenil y a los controles migratorios

Sostuvo que "Argentina se transformó en un país atractivo para el crimen". Respecto a la baja en la edad de la imputabilidad, dijo que "el mundo avanzó hace rato en esa dirección"

Fuerte aval de Macri a la ley penal juvenil y a los controles migratorios

En Casa Rosada, en su primera conferencia de prensa del año, Mauricio Macri respaldó las dos iniciativas centrales en materia política que el Gobierno lanzó en el comienzo de 2017: la reforma de la ley penal juvenil que contemple una baja en la edad de imputabilidad y la que pretende endurecer los controles migratorios para evitar que extranjeros con antecedentes delictivos ingresen a la Argentina.

"Por inacción, incapacidad o negligencia, Argentina se transformó en un país atractivo para el crimen, el organizado y el no tan organizado", dijo Macri, quien instó a la sociedad y a la clase política a "sentarse a debatir soluciones". El Presidente sostuvo: "Mi primera preocupación es cuidar a los argentinos. Hay que recuperar la tranquilidad en nuestras casas. Nuestra misión es darles tranquilidad". Ubicando al tema seguridad como una prioridad de Estado, Macri sostuvo que "este es un año en el que tienen que empezar a notarse todos los esfuerzos que hemos hecho al reorganizar las fuerzas de seguridad", al tiempo que indicó que "hay una discusión que se viene, con el nuevo Código Penal y el Código Penal Juvenil, que nos merecemos debatirla".

Macri citó dos casos puntuales de inseguridad que sacudieron a la opinión pública en las últimas semanas. Primero, recordó el asesinato de un jubilado de 87 años "muerto a palos por dos chicos" en Villa Ballester y además se refirió al homicidio de Brian Aguinaco en vísperas de Nochebuena al reflexionar que "la solución que se le encontró, nos dejó un sabor amargo a todos". La referencia del Presidente aludió a que e presunto asesino del adolescente en Flores era otro joven de 15 años de nacionalidad peruana, que regresó a su país al no poder ser imputado por la Justicia local.
A partir de ello, se expresó sobre la posibilidad de reducir la edad de imputabilidad de los 16 a los 14 años, como prevé el proyecto inicial del Ministerio de Justicia, que se debatirá durante todo el año con diferentes sectores. Sobre ese punto, sostuvo que "no somos innovadores" ya que "el mundo avanzó hace rato en la dirección de tener códigos penales juveniles, que den herramientas para la recuperación de los chicos, sino también para la contención desde otro punto de vista, parar este uso de los chicos como una herramienta del crimen".

Respecto a los extranjeros, esgrimió que "no podemos seguir permitiendo que, por falta de acción, el crimen siga eligiendo a la Argentina para venir a delinquir", sino que "hay que actuar preventivamente, y poder decir: ‘Señor, me informan que usted cometió una serie de delitos en su país, acá no es bienvenido’". Además, exigió que "si alguno que vino, acá lo condenamos, y en mitad de la condena lo queremos enviar a que termine la condena en su país, no podemos tardar ocho años, es una locura. Tenemos que poder hacerlo en semanas".

Macri también respondió una pregunta sobre su postura ante la denuncia judicial contra el director de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas. Y evidenció una enérgica defensa hacia el funcionario, acusado de recibir coimas millonarias de la constructora Odebretch, involucrada en el escándalo conocido en Brasil como "Lava Jato". "Es un cuento que parecía muy atractivo, pero no entiendo dónde está el tema", dijo Macri, descartando toda especulación sobre un pedido de renuncia a Arribas.

El Presidente consideró que "es muy claro que lo que manifiesta Arribas es que vendió un departamento y que un señor le pagó por medio de un cambista importante (Leonardo Meirelles), que tiene miles de clientes entre los cuales está Odebrecht". Y adelantó que el lunes, "cuando vuelva de sus vacaciones, Arribas dará a conocer documentación referida a esos movimientos bancarios".