Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Frigerio respaldó a Bertone en medio de la tensión política en Tierra del Fuego

En medio de la tensión política que vive Tierra del Fuego, el Gobierno ayer respaldó a la mandataria Rosana Bertone. El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, recibió a la gobernadora y hasta comprometió $500 millones para el distrito patagónico.
Bertone visitó ayer la Casa Rosada, tras más de 50 días de protestas que encabezan los sindicatos estatales contra la reforma previsional que encabezó la gobernadora. La mandataria llegó acompañada con los representantes de la UOCRA en la provincia, Julio Ramírez y Pastor Aguilar, el gremio con el que la referente peronista mantiene más diálogo.
En su despacho, Frigerio firmó un convenio de asistencia financiera por $500 millones para la puesta en marcha del programa de saneamiento ambiental en esa provincia. "Son obras muy importantes de saneamiento ambiental en las ciudades de Ushuaia y en Río Grande. De alguna manera es el símbolo de lo queremos hacer. Vamos a concretar una obra que va a ser muy importante y que le va a dar trabajo a mucha gente en la isla", remarcó Frigerio durante la firma del convenio en la sede del Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional (FFFIR) en Buenos Aires.
El convenio da aire a Bertone ya que beneficia a los intendentes Walter Vuoto (Ushuaia) y Gustavo Melellla (Río Grande), quienes la última semana denunciaron que "no había diálogo" con la mandataria.
La gobernadora enfrenta un conflicto con los estatales quienes la última semana bloquearon una planta de combustibles, hasta que integrantes del sindicato de camioneros de la provincia los enfrentaron. Ante ese clima de tensión política, una delegación de ATE fue recibida ayer por el vicepresidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, Monseñor Jorge Casaretto, quienes reclamaron que no hay diálogo con la gobernadora Bertone.