Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Frigerio aseguró que le “gustaría un tipo de cambio competitivo”

El ministro del Interior se refirió a la cotización del dólar por debajo de los $ 16. Sin embargo, aclaró que la suba del dólar no es la solución a los problemas de fondo.  

Frigerio aseguró que le “gustaría un tipo de cambio competitivo”

El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, aseguró hoy que a él le “gustaría un tipo de cambio competitivo”, en relación a la baja del dólar que cerró a 15,63 pesos, pero analizó que intervenir en el precio de la moneda estadounidense “no es el camino” para resolver los “problemas estructurales” del país a “largo plazo”.  

Frigerio vaticinó que “a partir de abril” la inflación será del “1 por ciento mensual” y ello, estimó, puede ser un incentivo para que “el Banco Central baje la tasa (de interés) y probablemente esto tenga un impacto en el tipo de cambio”.

En declaraciones a radio Mitre, el funcionario sostuvo que “el Banco Central de la República Argentina tiene varias responsabilidades pero una por encima de todas: cuidar el valor de la moneda nacional, cosa que no entendió el gobierno anterior”.

“Hoy la tasa de interés está más baja que en el pasado, hay que reconocer que durante nuestra gestión bajó significativamente, y en la medida que consolidemos la baja de la inflación -a partir de abril ya los números van a venir en línea de lo que pretendemos, un 1 por ciento mensual-, puede ser un aliciente para que el Banco Central baje la tasa y probablemente tenga un impacto en el tipo de cambio”, señaló.

Frigerio hizo este análisis cuando se le preguntó si al Gobierno le preocupa la pérdida del valor del dólar, que   volvió a descender y terminó ubicándose en 15,63 pesos. “A mí me gustaría un tipo de cambio competitivo, pero sé que esa tampoco es la solución de largo plazo y nosotros estamos trabajando para resolver problemas estructurales en la Argentina”, afirmó.

El ministro advirtió que “durante muchos años en la Argentina, frente a problemas de competividad, dificultades para colocar nuestra producción en el exterior, siempre le echábamos manos a un tipo de cambio. Así nos fue, generamos más  pobreza, pero no mejoramos la competitividad”.

“Es más fácil con un tipo de cambio más competitivo, pero no es el camino (la intervención); debemos aprender de los errores del pasado, no es el camino del atajo, no hay atajos de lo que necesita la Argentina hacia el futuro”, alertó.

Ante las críticas de diversos sectores acerca de que la economía no termina de arrancar, el ministro admitió que “el proceso de recuperación es desparejo; hay sectores más competitivos que ya arrancaron y otros a los que les cuesta más, pero el Gobierno está trabajando” en solucionar ese problema.