Frente al conflicto mapuche, el Gobierno abre nueva mesa política

Con el fin de no quedar en el centro de la escena, el Gobierno suma más actores para hacer frente a la muerte del activista mapuche Rafael Nahuel, en manos de Prefectura. Fuentes ejecutivas asumen en off que no conseguirán pruebas para respaldar la versión de las fuerzas de seguridad sobre un enfrentamiento armado con activistas mapuches.

"No hay más escena", definió un referente del Gobierno. En Casa Rosada responsabilizan al juez Gustavo Villanueva por no haber resguardado el escenario del crimen de Nahuel. Ante este panorama, el Gobierno busca sumar más actores para descomprimir el conflicto y planea crear una mesa política que integren la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y sus pares de Interior, Rogelio Frigerio; y de Justicia, Germán Garavano; junto a los gobernadores de Neuquén, Omar Gutiérrez; de Río Negro, Alberto Weretilneck; y de Chubut, Mariano Arcioni. Allí abordarán el conflicto y la violencia ejercida por la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), así como también los vínculos con grupos de mapuches chilenos.

A su vez, el presidente Mauricio Macri repudió ayer la "violencia" que ejercen "grupos minoritarios" en la Patagonia, y evitó hablar de la comunidad mapuche para bajar la tensión.

Más de Economía y Política