Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Frenan 2200 despidos en Atucha II, pero temen por parate de la obra pública

Frenan 2200 despidos en Atucha II, pero temen por parate de la obra pública

Las autoridades laborales de la provincia de Buenos Aires lograron ayer dejar en suspenso el anuncio del despido de 2200 trabajadores de la construcción que se desempeñan en el obrador de la central nuclear Atucha II y garantizaron el pago de los salarios adeudados al personal del emprendimiento. El compromiso fue asumido por la empresa Vialco SA, del grupo cordobés Electroingeniería, quien había anunciado las cesantías ante la falta de pago por parte del Gobierno de los certificados de avance de obras en la central nuclear.


En tanto, los directivos de Vialco SA anunciaron que mantienen gestiones con el Ministerio de Minería y Energía, que conduce Juan José Aranguren, para acordar el pago de las certificaciones por obras ya ejecutadas y garantizar la continuidad de la construcción.


Frente a la situación desatada en el caso de Atucha II y la paralización de otras obras de infraestructura energética, que amenazan a la industria de la construcción, las autoridades de la Camarco (Cámara Argentina de la Construcción) y de la conducción nacional de la Uocra se reunirán la semana próxima para evaluar el escenario y acordar acciones conjuntas destinadas a preservar la actividad. Fuentes del sector adelantaron al respecto que las dos entidades prevén difundir un documento en el que expresarán su preocupación compartida por el impacto de la paralización de los proyectos de obra pública derivada de la falta de pago a las empresas concesionarias de esos emprendimientos.


Según las estimaciones del voceros de la actividad, el escenario solo en el caso de la interrupción de obras en las termoeléctricas (Atucha I y II y las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernik) amenaza la estabilidad laboral de más de 5000 obreros de la construcción.