Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Formalizan acuerdo para construir las dos represas en Santa Cruz

Tras varias idas y vueltas, y luego del fuerte compromiso de cooperación que Argentina y China reafirmaron a principios de mes en el marco de la cumbre del G-20, la construcción de las dos represas hidroeléctricas en Santa Cruz que tendrán financiamiento chino está cada vez más cerca de ponerse en marcha.
Electroingeniería, la firma argentina que integra la Unión Transitoria de Empresas junto a la estatal china Gezhouba para llevar adelante los proyectos Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, remitió el lunes una nota a la Comisión Nacional de Valores (CNV), en la que informa la suscripción del contrato entre el Estado nacional y la UTE para ejecutar la obra.

La comunicación firmada por el responsable de Relaciones con el Mercado de Electroingeniería, Martín Duro, explicita que la adenda se suscribió a fines de agosto último, y establece que se inicien "progresivamente las obras". Tal como informó El Cronista a principios de mes, las primeras obras auxiliares comenzarían en los próximos días y se estima que para principios de diciembre arrancarían las obras principales.

La adenda IV (una modificación del contrato original sin necesidad de suscribir uno nuevo) implica que el proyecto contará con menos turbinas –pasa de las 11 originales a ocho–, por lo que la represa Kirchner que tenía previsto seis turbinas finalmente estará equipada con cinco y la Cepernic se reducirá de cinco a tres, tal como indicó este diario. El cambio implica una modificación en la cantidad de generación de energía, que pasará de las 1760 MW que iba a generar originalmente a 1290 MW de potencia.

Además, otro cambio que se introdujo en el nuevo contrato, es que se le sumará una línea de alta tensión.
La adenda también sirvió para fijar los nuevos costos y plazos. Luego de una evaluación de costos y de la aplicación del Decreto 691 sobre Redeterminación de Precios, el costo de la obra pasó de los u$s 7000 millones originales a u$s 4500 millones. En lo referido al plazo de concreción de la obra se paso de 66 a 80 meses.
Una vez concluida la obra los derechos de venta de energía pasarán a manos del Estado nacional y la provincia de San ta Cruz 12% de regalías por la generación, que se pagará en energía.