Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Fondos buitre: el Gobierno retoca el proyecto pero no limitaría endeudamiento

Massa y Bossio irán con dictámenes propios. Cambiemos hará modificaciones para intentar convencerlos de que el acuerdo no reabrirá reclamos de otros bonistas

Diego Bossio abrió la puerta al quórum al separarse del FpV

Diego Bossio abrió la puerta al quórum al separarse del FpV

Siguiendo el ritmo frenético que se impuso para avanzar con el acuerdo, Cambiemos buscará hoy lograr dictámenes de mayoría para los proyectos que garantizan el pago a los fondos buitre. Será en una nueva reunión de las comisiones de Presupuesto y Finanzas, en la antesala de la llegada del debate al recinto de la Cámara de Diputados, este jueves. Para ello, al cierre de esta edición, la bancada oficialista trabajaba contrarreloj en modificaciones a los textos que envió el Poder Ejecutivo, con la intención de terminar de cerrar el apoyo de los bloques Justicialista y del Frente Renovador (FR). Sin embargo, se resistía aún a un cambio clave: limitar el nivel de endeudamiento que habilita el proyecto.

"Estamos considerando los cambios. Ellos están muy preocupados por la cuestión de la litigiosidad y nosotros creemos que tenemos suficientes informes jurídicos que nos aseguran que está descartada. Vamos a poner mucho énfasis en eso", adelantó al respecto el presidente de la comisión de Finanzas y diputado del PRO, Eduardo Amadeo, en diálogo con El Cronista. Sin embargo, mientras los bloques opositores reclaman específicamente un dictamen de la Procuración del Tesoro que asegure que no habrá ligitiosidad encubierta, el oficialismo cree que conseguir ese informe demandaría mucho tiempo, por lo que incluiría apenas una declaración de los abogados que intercedieron por el país en el conflicto.

Pero más allá de ese punto, un tema clave para los opositores es definir el nivel de emisión de deuda que requerirá el acuerdo con los fondos buitre. Algo que reclamó también el ex ministro y diputado Axel Kicillof y que el Gobierno se negaba anoche a establecer en el proyecto de ley. Aun así, el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, calculó ese número entre u$s 11.700 y u$s 15.000 millones.

Ese fue, incluso, uno de los puntos álgidos del larguísimo debate ayer en las comisiones, adonde economistas y referentes de distintos sectores productivos y financieros cruzaron opiniones sobre el acuerdo.

Por la resistencia oficial a poner un tope al endeudamiento, los bloques de Sergio Massa y Diego Bossio habían decidido no acompañar a Cambiemos en la comisión y presentar dictámenes de minoría. "Nosotros no vamos a votar cualquier endeudamiento, ni para este gobierno ni para los próximos", advirtió a este diario la diputada del FR Graciela Camaño.

En igual sentido irá el bloque Justicialista. "Coincidimos en resolver definitivamente el acceso de la Argentina al crédito internacional pero queremos discutir el límite del endeudamiento y el destino de las inversiones y, por sobre todo, tener la garantía de que este acuerdo no abrirá juicios futuros. Queremos inversiones, no tapar el déficit”, explicó a su vez el salteño Pablo Kosiner. Tanto su bancada como el FR pretenden además que el proyecto establezca que la deuda que tomará la Argentina luego del acuerdo se destinará a infraestructura.
El oficialismo trabajaba contrarreloj para convencerlos porque los necesita para conseguir el quórum. El PJ-Frente para la Victoria (PJ-FpV) ya avisó que no bajará al recinto hasta que Cambiemos no logre iniciar la sesión por las suyas. Este tema generó un cruce entre los senadores y los diputados del espacio y ayer, luego de que el senador Juan Manuel Abal Medina les recomendara a sus pares de la Cámara baja dar quórum, el presidente del bloque de diputados, Héctor Recalde, le ratificó: “Le agradezco el consejo, pero no lo voy a seguir. (No dar quórum) es una decisión tomada por el bloque”.

Los gobernadores

Con los bloques opositores reclamando modificaciones, el Gobierno sigue apostando a los acuerdos que pueda tejer con los gobernadores. Y no es para menos. Ayer, el entrerriano Gustavo Bordet anticipó que les pedirá a los legisladores de su provincia que den quórum. Varios de esos diputados y senadores integran los bloques del PJ-FpV (Ver aparte). Y algunos son especialmente reacios a acompañar al Gobierno. De ellas, Carolina Gaillard es quien más ha hablado en contra de los proyectos. “Hay que dar el debate y si hay algo que no convence, hay que discutirlo dos veces. Argentina no puede seguir después de quince años con un problema de default”, pidió Bordet, quien espera el apoyo de los diputados Jorge Barreto, Lautaro Gervasoni, Juan Huss y Julio Solanas, y de los senadores Pedro Guastavino y Sigrid Kunath.