Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Fondos buitre: Gobierno y mediador informaron "progresos" en las gestiones

Tras otro día de extensas reuniones, las partes acordaron continuar la negociación hoy. Argentina podría segmentar la oferta. Críticas de Kicillof

Emisarios del Gobierno continuaban ayer las negociaciones con los fondos buitre para esbozar una oferta de pago por los juicios contra el país en tribunales de Nueva York por u$s 9882 millones.
Al cierre de esta edición, el secretario de Finanzas, Luis Caputo, y el vicejefe de Gabinete de la jefatura de Ministros, Mario Quintana, acaban su jornada de reuniones en los despachos del mediador Daniel Pollack, en Wall Street. "Ha habido progresos. Las negociaciones continuarán mañana (por hoy)", comunicó el special master. En diálogo con la prensa, Caputo admitió progresos y dijo que podría posponer su regreso al país para continuar las tratativas.
Según trascendió, los funcionarios mantuvieron reuniones cara a cara con distintos representantes de acreedores, entre los que se destacan los fondos NML Capital, de Paul Singer, y EM, de Kenneth Dart. Estos concentran la mayor cantidad de juicios contra el país y tendrían la posición más intransigente.
El Gobierno reiteró que espera lograr una quita en los abultados intereses y punitorios (llamados "taxi"), que representan el 70% de los u$s 9882 millones reclamados por los acreedores. La lógica de negociación es respetar el capital (u$s 2943 millones) y negociar una baja en los cargos, del orden del 30%.
El martes, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, anunciaron un acuerdo con bonistas italianos con títulos en default, a los que se les pagará u$s 1350 millones en efectivo, si el Congreso lo avala. El Gobierno reconoció pagos por el 150% del capital reclamado, pero logró recortar a casi la mitad el monto total del reclamo (u$s 2500 millones).
En esa lógica, una versión que trascendió ayer daba cuenta de una oferta a los grandes fondos para saldar el litigio en efectivo, en cuotas, con una quita del 40%. Otro trascendido estimaba una oferta de bonos con un recorte de entre 30% y 40%. Una tercera recogía un mix de las otras dos, con un menú de pagos en efectivo o en bonos (líquidos y fácilmente vendibles) para satisfacer a la pluralidad de acreedores. El Cronista no pudo confirmar ninguna de estas versiones.

Críticas por anticipado

En tanto, en Buenos Aires, el diputado por el Frente para la Victoria y ex ministro de Economía, Axel Kicillof, criticó un eventual acuerdo que incluya una quita del 30%.
El ex ministro reveló que los holdouts le propusieron una quita de ese orden, que consideró inaceptable. Hasta ayer, el ministro decía que el recorte aceptable por los litigantes era de 15%.
"Cuando ‘negocié‘ cara a cara con los fondos buitre en las oficinas del mediador Pollack en Nueva York, ellos hicieron una oferta: un 15% de descuento. Luego, a través de mensajeros, estiraron el descuento hasta el 30%. El pago debía ser en bonos, no en efectivo. A primera vista, parece una oferta generosa: 30% ó 40% de descuento y a crédito. Pero el descuento no se iba a aplicar sobre los 100 millones que pagaron para comprar los bonos o sobre los 428 millones de valor nominal de los bonos. ¡El descuento era sobre los escandalosos 1600 millones que reclamaban!", escribió en redes sociales, y lo consideró "una estafa".