Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Florencia K defendió a su madre y denunció las nuevas reformas en Olivos

Florencia K defendió a su madre y denunció las nuevas reformas en Olivos

Hacía 19 días que Cristina Fernández no "hablaba" en público ni a través de las redes sociales. Ayer, tras la publicación de un informe en Infobae.com, una catarata de tuits de la ex presidenta difundieron, de a 140 caracteres por vez, la irónica y molesta carta de su hija Florencia Kirchner.


"Posiblemente sería buenísimo que a las embarazadas se nos construya una especie de búnker para habitar por nueve meses" dijo, sarcástica, sobre la publicación que daba cuenta de refacciones en la casa de huéspedes de la residencia presidencial de Olivos donde vivió durante un tiempo. La hija de los Kirchner negó los gastos atribuídos (de $ 28 millones) y dijo que "durante los casi doce años (y digo casi, porque me fui antes que Cristina terminara el mandato) que viví en Olivos, las únicas remodelaciones que se hicieron en la casa huéspedes fueron: Retiro de alfombras y colocación de parquet donde no había piso. Pintura Exterior. Cambio de tejas rotas por temporales."


En cambio, aprovechó para alertar sobre actuales reformas en la Residencia de Olivos donde el matrimonio de Mauricio Macri y Juliana Awada estaría instalándose en la casa principal tras una serie de obras esta semana. Sobre esas obras, Florencia Kirchner dijo: "El Chalet presidencial no pudo ser ocupado durante meses por la magnitud de las modificaciones efectuadas: Levantamiento y destrucción de todos los pisos y baños de la residencia, los cuales estaban revestidos en mármoles de gran valor. Vale aclarar que ya estaban así cuando ingresamos a Olivos en el año 2003, con mi mamá y mi papá. Sería bueno saber el costo de la totalidad de los pisos que estaban en perfecto estado, y en especial el del vestíbulo principal que tenía el piso original de la residencia procedente de Italia, similares a los que hay en la Casa Rosada.


Como así también saber por qué se retiraron los valiosos hogares tallados en mármol que presidían el salón blanco y el escritorio de Olivos. Ambos también existentes al momento de nuestro ingreso como familia."
"La nota que nadie firmó", es el título de la carta pública de la hija de Cristina que además dice que usan a la familia Kirchner "para tapar, una vez más, parte de las cosas que están sucediendo actualmente".


Florencia, además, defendió a su madre. "Cristina lo que hizo en Olivos fue cuidar el chalet presidencial, no se tocó nada, es patrimonio histórico, y es un casa que pertenece a todos los Argentinos, no la nuestra." La nota que enojó a Cristina y a Florencia indicaba que "la ex presidente Cristina Kirchner destinó $28 millones para arreglar la casa de huéspedes de Olivos con el objetivo de que su hija Florencia pudiera vivir allí durante su embarazo" y señalaba que Vialidad Nacional la adjudicó en una licitación privada.


A través de las redes sociales lo desmintió ayer mismo Nelson Periotti, ex titular de Vialidad Nacional. El ex funcionario explicó que la licitación correspondió a "10 obras que permitieron una reparación integral de la Quinta de Olivos" entre las que mencionó los techos y pintura exterior de casas y edificios, salón de convención, entre una larga lista de refacciones y gastos que enumeró como remodelaciones de varios edificios que integran el complejo presidencial.