Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Finalmente Macri se muda la próxima semana a la residencia de Olivos

El Presidente ordenó varios cambios: pintó la casa de blanco, a diferencia del terracota que eligió Cristina Fernández; readecúa una habitación para su hija Antonia

Finalmente Macri se muda la próxima semana a la residencia de Olivos

El mandatario Mauricio Macri y su familia dejarán la próxima semana su departamento de la avenida Libertador, en Palermo, y se mudarán a la protocolar Quinta de Olivos. Pero la familia presidencial no desempacará en el chalet principal, donde vivía Cristina Fernández, hasta que no concluyan las reparaciones que supervisa la primera dama Juliana Awada. Hasta mediados de abril, estiman en el Gobierno, Macri vivirá en la casa de huéspedes, una vivienda de 150 metros cuadrados.

Por estos días, Christian Claret, ex jefe de Gabinete de la Dirección de Protocolo y Ceremonial porteña, trabaja a contrarreloj para poner en condiciones la quinta que habitará Macri. Por la entrada de la calle Carlos Villate se ven camiones con máquinas para cortar el césped y camionetas de comercios como "Iluminación Agüero".

Según fuentes oficiales, el Presidente se mudaría el viernes de la próxima semana a la residencia de Olivos, pero a la casa de huéspedes, donde vivió Florencia Kirchner antes de mudarse a un departamento en Constitución.

Para la familia presidencial el chalet principal todavía no está en condiciones. La pérdida de agua en los baños fue el principal problema que encontraron en la casa que habitó la ex Presidenta. A tal punto que sostienen que encontraron baldes en el entrepiso del chalet, que frenaban las goteras para que no lleguen a la planta baja.
En estos días, están reparando las cortinas que estaban en "pésimo estado", según cuentan funcionarios, así como paredes que encontraron rotas. "La casa principal estaba muy mal cuando llegamos. No sabemos por qué, tal vez Cristina sabía que se iba a ir y no se preocupó por las reparaciones o ella estaba más atenta a lo que ocurría en el segundo piso, donde estaba su habitación", comentan en el oficialismo.

En esa línea, sostienen los funcionarios que encontraron cucarachas y "muchas ratas" en el sótano del chalet presidencial. La desinfección fue una de las primeras tareas que ordenó Claret.

Por otro lado Macri y Awada bajaron el pulgar al color terracota que eligió la ex mandataria para la quinta de Olivos. La pareja presidencial pintó la residencia de blanco, el color original de la quinta presidencial.

En tanto, la el matrimonio pidió adecuar alguna de las habitaciones de la casa principal para su hija Antonia. "No van a construir nada, sólo piensan readecuar algunos espacios", comentaron.

Además del chalet presidencial, el presidente quiere que arreglen la cancha de paddle, deporte que suele practicar con sus amigos en su quinta Los Abrojos, donde descansará los fines de semana. El mandatario también ordenó que reparen la cancha de tenis, que encontraron en mal estado. Este deporte es el favorito de Awada, que suele jugar semanalmente en el Argentino de Tenis, en Palermo.

En cambio, la cancha de fútbol ya está en buenas condiciones, así como los reflectores que la iluminan los martes por la noche, cuando juegan los principales funcionarios del gabinete como Marcos Peña, Rogelio Frigerio y Andrés Ibarra. "Salvo la casa principal, el resto de la quinta está en buenas condiciones", señaló un funcionario.