¿Fin de las denuncias?: así es el plan de Rodríguez Larreta para lograr el 80% de veredas nuevas

Los trabajos, que iniciaron en 2017, tendrán como plazo de finalización diciembre de 2019. Uno de cada dos frentes relevado está en mal estado, según el gobierno porteño.

“Cada día, a la Ciudad la agujerean 1000 veces . La frase, gráfica por cierto, se refiere a las obras que realizan en las veredas porteñas las empresas de servicios y que implican romper para poder trabajar. El resultado es que uno de cada dos frentes está en mal estado y el gobierno porteño recibe unos 3000 reclamos al mes por parte de los vecinos.

Esa es una de las razones por las que Horacio Rodríguez Larreta, Jefe de Gobierno de la Ciudad, presentará mañana formalmente el “Plan Integral de Veredas , mediante el cual está planeada hasta diciembre de 2019 una amplia renovación que implicará una inversión total de unos 4000 millones de pesos, a razón de 2000 millones cada año.

 

 

 

 

La obra comenzó en realidad el año pasado, para el cual se destinaron más de 800 millones. Aunque los cambios no son solo obras: hubo una modificación en las reglamentaciones y en la coordinación de los permisos de refacciones por parte de las compañías de servicios, como las de electricidad, gas y telefonía.

“El cambio más importante es que ahora tenemos reuniones semanales con las empresas y por primera vez tenemos un catastro de veredas , aseguró Eduardo Macchiavelli , ministro de Ambiente y Espacio Público. El funcionario se reunió hoy con un grupo de periodistas en La Usina del Arte, en un encuentro del que llegó a participar también el propio Rodríguez Larreta.

“La Ciudad tiene una infraestructura subterránea colapsada en la que las últimas inversiones fuertes de las empresas de servicios se hicieron a principios de la década del 90 , relató Macchiavelli.

Según las cifras oficiales, de los 321.380 frentes hay 150.221 que están rotos. La principal causa (un 64%) es por los trabajos de las empresas de servicios públicos, un 24% debido al desgaste y un 12% por las raíces de los árboles. Los permisos de aperturas solicitados en 2017 ascendieron a 181.438, unos 15.000 por mes.

“El problema recurrente es que se hacían las aperturas –lo cual está bien porque la Ciudad necesita inversión en infraestructura- pero luego se hacían mal las reparaciones de las veredas , aclaran en la Ciudad. Y aseguran que eso cambió a partir de la nueva reglamentación. Antes las empresas podían actuar en base a un “permiso por emergencia que notificaban 48 horas después, mientras que ahora tienen un límite de 2 horas para hacerlo.

Ese tipo de habilitación además se puede usar ahora solo para casos de salud pública. Para el resto de los casos debe programarse previamente con las autoridades del gobierno.

Claro que la remodelación no alcanza solo a los frentes rotos sino también a lugares considerados estratégicos por el tránsito público y comercial, como es el caso de la avenida Santa Fe. Trabaja una empresa por cada comuna y –aseguran- hay más de un proveedor de las nuevas baldosas que se están colocando.

El plan no será fácil, ya que las empresas de servicios tienen varias obras planeadas, según el gobierno porteño para este próximo año. Surge, además, una controversia entre los propios vecinos: mientras el gobierno busca unificar el material de las veredas, con la preferencia por el hormigón peinado que se usa en muchas ciudades del mundo, la mayoría de los frentistas parece preferir el clásico piso de baldosas.

Otro dato para tener en cuenta es que, en caso de tener una vereda nueva a partir de este plan, la obra tendrá una garantía de un año, y luego el propio frentista deberá hacerse cargo de eventuales reparaciones o daños.   

Tags relacionados
Noticias del día