Fernández se reúne con Vicentin y se debilita la idea de expropiar

El presidente mantendrá un encuentro con uno de los principales accionistas de la firma santafesina. Se baraja la idea de que YPF Agro ingrese como socio, pero sin necesidad de que se tome esa medida

El de hoy será un día clave para el futuro de la empresa agroexportadora Vicentin. El presidente Alberto Fernández mantendrá un encuentro con uno de los principales accionistas del Grupo Vicentin, Sergio Nardelli, y allí intentarán limar las asperezas que se generaron después de que el Gobierno anunciara su intención de intervenir y expropiar la compañía.

Si bien hasta ayer no había dudas respecto del camino que tomaría esta historia, durante la tarde comenzaron a aparecer algunas voces que pusieron en duda que la determinación de la expropiación estuviera tan fuerte.

Distintas fuentes consultadas por El Cronista -incluso dentro del mismo Gobierno- advirtieron que esa posibilidad era cada vez más débil y que, incluso, se caería. Otros -sobre todo en Olivos-, en cambio, insisten en que nada cambió y que el proceso pautado sigue su curso.

En medio de esto, por ejemplo, todavía no se conocen demasiadas especificaciones respecto del proyecto que maneja la senadora kirchnerista Anabel Fernández Sagasti, ni tampoco en qué momento ingresará al Congreso, si es que finalmente lo hace.

Según afirmaron las fuentes, la salida en este caso sería mantener la intervención, aunque en ahora de forma consensuada, y obviamente ya con la idea de la expropiación ya dejada de lado.

Y tal como ocurre ahora, YPF -a través de YPF Agro- seguría en acción ya que entraría como socio de Vicentin. En este caso, además, la idea es que cuente con la mayoría del paquete accionario. La relación entre ambas partes no es nueva. La empresa estatal apareció en el listado de interesados en ingresar al capital accionario cuando la santafesina intentó buscar un socio, y de hecho las autoridades estuvieron reunidas hace no más de 10 días.

En línea con esto, ayer Vicentin comunicó que el Directorio de la compañía tomó contacto con los interventores de la empresa nombrados por el Gobierno nacional y pidió al juez que tiene a su cargo el concurso de acreedores, Fabián Lorenzini, que se "defina y determine el alcance de la intervención".

El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, fue uno de los principales impulsores de la intervención de la empresa, aunque nunca habló de expropiación, aunque sí de la importancia de que no ingresara un socio extranjero.

Del otro lado, el presidente Alberto Fernández se mostró firme en mantener la idea de la expropiación. En declaraciones a Radio 10 reconoció que mantuvo una charla con Nardelli. "Me dijo que tiene una idea para que nos podamos hacer cargo de la empresa sin necesidad de expropiación, pero le dije que la expropiación es necesaria por una cuestión de transparencia, porque si no, no se entiende cómo hará el Estado apara hacerse cargo si no expropia", dijo sin dejar lugar a las dudas.

Más allá de que es imposible esconder que la situación financiera de Vicentin es débil, algunos también sostienen que en este caso hay cuestiones políticas relacionadas con el pasado de la compañía santafesina.

Nardelli tiene una muy buena relación con el ex presidente Mauricio Macri, e incluso aportó $ 27 millones para la última campaña presidencial de Juntos por el Cambio. Además había realizado una "colaboración" con el PRO en 2015 y 2017.

En total, la deuda de Vicentin asciende a u$s 1.350 millones, de los cuales alrededor de u$s 1.000 millones son con bancos y otros u$s 350 millones con empresas del sector agrícola.

El Banco Nación es el principal acreedor de la empresa, por un monto superior a los $ 18.500 millones, seguido por el Provincia, con $ 1.600 millones, y el Banco de Industria y Comercio Exterior (BICE), con $ 5 millones.

Tags relacionados

Noticias del día