U$D

SÁBADO 25/05/2019

Falleció el ex procurador general de la Nación, Esteban Righi

Tenía 80 años. Fue jefe de los fiscales durante el kirchnerismo. Dejó su cargo enfrentado con Amado Boudou por el escándalo Ciccone.

DGF15041108RIGHI

DGF15041108RIGHI

El ex procurador general durante el kirchnerismo, Esteban Righi, falleció este martes a los 80 años. Egresado del Liceo Militar, doctor en Derecho Penal y Criminología, fue un destacado jurista que formó parte de dos gobiernos peronistas.

Nacido en septiembre de 1938 en la provincia de Chaco, fue, con apenas 35 años, ministro del Interior en 1973, durante la breve presidencia de Héctor Cámpora, y luego procurador general de la Nación en los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

Durante la gestión de esta última debió abandonar la función pública en medio de la polémica por el escándalo con la ex Ciccone.

Fue en 2012 cuando el entonces vicepresidente, Amado Boudou, dijo que desde el estudio jurídico que había fundado como abogado, le habían ofrecido aceitar contactos con los jueces federales. "Entendí que después de lo que había dicho el Vicepresidente, tenía que irme", explicó años después en una entrevista.

Función pública y exilio

Apenas asumió en el Ministerio del Interior, Righi pronunció un recordado discurso en un acto de la Policía Federal. "Ningún atropello será consentido. La policía tendrá la obligación de no reprimir los justos reclamos del pueblo, respetar a todos sus ciudadanos, considerar inocente a todo ciudadano mientras no se demuestre lo contrario y comportarse con humanidad, incluso frente al culpable", aseguró ante la cúpula de la fuerza.

Tras la caída del peronismo y el inicio de la dictadura debió exiliarse a México. En ese país ejerció la docencia en la Universidad Autónoma. Con el regreso de la democracia, en 1983, fue titular de la cátedra de Derecho Penal de la UBA, donde también fue director del Departamento de Postgrado (1996) y de la Comisión de Postdoctorado de la Universidad de Buenos Aires (2012).

Gracias a su relación con Alberto Fernández, conoció a Néstor Kirchner, quien lo eligió como procurador general en 2005. Tenía previsto dejar la oficina del Ministerio Público a los 75 años, pero debió hacerlo un año antes.

“Declino un cargo en el que ya no podría obrar con la serenidad espiritual apropiada para servir cabalmente al interés público. No me compete juzgar cómo entienden otros las responsabilidades que les incumben, ni en qué medida se subordinan a los intereses superiores de la Nación posponiendo los propios”, escribió por aquellos días Righi en su carta de renuncia, sin mencionar a Boudou.

Y concluyó: “Lo que corresponde es que cada protagonista explique su comportamiento en el ámbito previsto del derecho vigente, donde inexorablemente se demostrará la falsedad de las afirmaciones e imputaciones con las que se me ha agraviado”.

El tiempo parece haberle dado la razón. Hoy Amado Boudou cumple una condena de casi 6 años de cárcel por el escándalo de la imprenta Ciccone. 

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés

Shopping