Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Fabricantes de PCs dicen que se perderán empleos y que los precios no bajarán 50%

Una de las cámaras del rubro prepara una convocatoria en el Congreso para el jueves. Buscan debatir la decisión del Gobierno de eliminar aranceles a la importación de PC

El Gobierno apuesta a que los precios de las PCs baje considerablemente por la eliminación del arancel

El Gobierno apuesta a que los precios de las PCs baje considerablemente por la eliminación del arancel

La decisión del Gobierno de eliminar el arancel de importación para computadoras, notebooks y tablets puso en estado de alerta a la industria, que ya anticipa que tendrá que despedir una gran cantidad de trabajadores y, en muchos casos, cerrar las fábricas. Según adelantaron directivos de las tres cámaras que representan al sector, la pérdida de empleo podría alcanzar las 10.000 personas, entre puestos de trabajo directos e indirectos. Algunas empresas podrían reacomodarse, pero otras tienen el negocio diseñado exclusivamente en torno a la fabricación de este tipo de productos, por lo que estarán más complicadas para continuar operando.

Ante este panorama, la Cámara Argentina de Máquinas Comerciales y Afines (Camoca), que agrupa a muchas de las empresas del sector, organizó para mañana un encuentro en la comisión de Industria de la Cámara de Diputados, que preside José Ignacio de Mendiguren. "Nos parece un ámbito lógico de discusión, de representatividad amplia para debatir si se debe borrar o no una industria", precisó el gerente de la entidad, Carlos Scimone.

El directivo enfatizó que "la medida está muy mal tomada porque se está perjudicando a una industria lanzada hace 30 años para beneficiar a las japonesas". Remarcó que además de la decena de grandes medianas y grandes empresas que fabrican PCs, notebooks y tablets, hay unas 1500 pymes que ensamblan entre 600.000 y 800.000 computadoras y notebooks por año y que se verán afectadas con la eliminación del arancel para importar. "Hay muchas pymes que hacen computadoras a medida y que ya perdieron muchos empleos este año por la baja actividad. Con esta decisión, van a terminar de caer", enfatizó Scimone.

A su vez, el presidente de la Cámara de Industrias Electrónicas, Electromecánicas y Luminotécnicas (Cadieel), Jorge Cavanna, coincidió en que "hace falta definir qué política se pretende en materia industrial, qué se quiere a futuro", en tanto que agregó que habrá reuniones con las empresas, las otras cámaras y la UOM para evaluar cómo continuar con el menor impacto posible sobre el empleo. Aún así, en un comunicado de prensa, el directivo enfatizó que "la baja de aranceles de importación para equipos informáticos suma otra mala señal para las pymes argentinas" y alertó que "se ponen en riesgo más de 5000 puestos de trabajo de la cadena de valor del sector porque muchas líneas de producción van a desaparecer".

También dijo que la rebaja en el precio al público no llegará al 50% previsto por la Secretaría de Comercio y que, a lo sumo, se podrán bajar un 20%, ya que "hay costos financieros, impositivos, de logística y comercialización que no se modificarán".

Cavanna se mostró realmente molesto con el Gobierno porque fueron citados en agosto, conjuntamente con la UOM, para "desarrollar en forma conjunta propuestas que incrementen la competitividad sectorial para conseguir bajas en los precios de venta que permitan que la gente tenga un mejor acceso a la tecnología sin poner en riesgo fábricas ni empleos". "Tardaron 90 días en recibirnos, les llevamos una propuesta y a las 48 horas nos enteramos por los diarios de esta rebaja", relató, con enojo, el empresario.

A su vez, el titular de la Asociación de Fábricas Argentinas de Terminales de Electrónica (Afarte), Federico Hellemeyer, advirtió que el sector deberá despedir a los empleados que trabajan en la fabricación de computadoras, tablets y notebooks. En ese sentido, dijo que solo en Tierra del Fuego, hay 500 puestos de trabajo afectados a ese rubro. En la isla se produce muy poco de este rubro; la mayoría se fabrica en la Ciudad de Buenos Aires.

Según los cálculos de Camoca, el Gobierno se perderá una recaudación del orden de u$s 300 millones por aranceles que no cobrará y sustitución de importaciones. "Con ese dinero se puede subvencionar 3 millones de computadoras y nosotros aumentaríamos la venta, la productividad y el empleo", enfatizó Scimone.

Más notas de tu interés

Comentarios7
Angeles Mansilla
Angeles Mansilla 10/11/2016 05:14:06

La gente que comenta acá tiene caca en la cabeza. Dan asco.

Esteban Kancyper
Esteban Kancyper 09/11/2016 01:43:00

Cerra fabricas??? que caraduras...que fabrican acá para las Pcs???? ni las fuentes de alimentación

Juan Carlos DElía
Juan Carlos DElía 09/11/2016 11:31:33

Es una amenaza mafiosa,

Justicialismo Y Pobreza
Justicialismo Y Pobreza 09/11/2016 10:20:52

Al estado le sale muchísimo menos subsidiar a empresas que tomen a los empleados despedidos que mantener estas ensambladoras

Justicialismo Y Pobreza
Justicialismo Y Pobreza 09/11/2016 10:17:03

Nunca fabricamos, solo ensamblamos que es muy distinto.

penduzo Pendu
penduzo Pendu 09/11/2016 07:44:49

que bueno, no ?? Asi que para favorecer a 5.000 tipos nos tenemos que joder 42 millones de argentinos, y seguir pagando precios tres veces mas que en el resto del planeta.......... Jodete hermano, buscate otro laburo como hago yo y muchos millones mas !!!

Jose Cateac
Jose Cateac 09/11/2016 07:20:20

si los empleos obligan al 32% de pobres ¡viva el desempleo de los armadores de pirulos CAROS Y CHINOS!