Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

FMI sobre Argentina: "El gasto público es muy elevado y habría que trabajar en impuestos distorsivos"

El subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional, David Lipton, mantuvo una breve entrevista con algunos periodistas, entre los que estaba Cronista.com. “La reforma tributaria tiene sentido”, indicó.

FMI sobre Argentina:

Antes de partir de regreso a Washington hoy por la noche, el subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional, David Lipton, mantuvo una breve entrevista con algunos periodistas. Resaltó la importancia de la reforma tributaria en la Argentina, habló de los subsidios y también sobre la posibilidad de mejorar las condiciones de financiamiento externo.

"Mientras que la Argentina siga ordenando cuestiones internas, va a ir consiguiendo tasas mejores para el país en el financiamiento en mercados", sostuvo ante una pregunta de El Cronista.

Sobre las cuentas fiscales resaltó que "mantener el gasto público constante en términos del PBI es muy importante. Pero también lograr crecimiento sostenible de la economía. Para eso hay que trabajar en eficiencia del gasto. Las erogaciones en subsidios económicos no son buena idea"

Y agregó que "la reforma tributaria tiene sentido; el gasto público es muy elevado y habría que trabajar en impuestos distorsivos"

Hoy también el Fondo difundió un comunicado en el que Lipton señaló que “en la Argentina, las autoridades pusieron en marcha un conjunto de reformas muy necesarias y adecuadas para eliminar distorsiones y desequilibrios que afectan a toda la economía”. Lo hizo tras haber participado en un panel ayer en el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) para América latina.

“Es cierto que estas reformas pueden ser complicadas y que pueden demorar algún tiempo en rendir fruto, pero un esfuerzo continuo sentaría las bases para un crecimiento más vigoroso, sustentable e inclusivo”, reconoció Lipton, y aseguró que “ya hay indicios de que las políticas están siendo eficaces. Para este año y el próximo prevemos un repunte de la economía, y que la inflación continúe disminuyendo”.

Así lo hizo hoy a través de la difusión de un comunicado de prensa, luego la visita de Lipton al país a más de 10 años de su anterior visita. Durante su estadía, el segundo del Fondo (la directora gerente es Christine Lagarde) intercambió puntos de vistas con distintos funcionarios del gobierno macrista y también de otros países de la región.

Se espera que en las próximas semanas el organismo internacional actualice las previsiones para Argentina y el mundo sobre el crecimiento estimado y la inflación en su Panorama Económica Mundial (WEO, por sus siglas en inglés), aunque no modificará sustancialmente los últimos números conocidos: en enero previó que el PBI argentino se expandirá un 2,2% este año y un 2,8% el próximo, ambos por debajo de las estimaciones oficiales que auguran un incremento de la economía del orden del 3,5% para 2017 y otro porcentaje igual para 2018.

Las declaraciones de Lipton de hoy sobre Argentina se suman a las pronunciadas en su participación, ayer, en el WEF en el Hotel Hilton, en un panel en el que estuvo también el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

“El enfoque gradual monetario y fiscal es el correcto”, aseguró Lipton sobre las metas de inflación y de reducción del déficit orquestadas por el gobierno de Macri.

En el comunicado difundido hoy señaló que fue “una satisfacción estar en Argentina y participar en un diálogo muy amplio y enriquecedor con las autoridades de América Latina y con diversos representantes de diferentes sectores de la economía de la región durante este Foro Económico Mundial sobre América Latina”.

“Nos hemos reunido en un momento en que la región continúa enfrentando un entorno complicado caracterizado por una desaceleración de la demanda externa, el fin del superciclo de las materias primas y una mayor incertidumbre en torno a las políticas en los países avanzados”, continuó.

“Sin embargo, se prevé que el crecimiento regional volverá a ser positivo este año tras haber sufrido una contracción en 2016, con perspectivas de que continuará repuntando gradualmente el próximo año. Los factores internos, no obstante, seguirán incidiendo de manera significativa en muchas economías. En este contexto, los países deben seguir esforzándose por desarrollar su capacidad de resistencia, sobre todo realizando ajustes fiscales y calibrándolos según sea necesario, y permitiendo que los tipos de cambio fluctúen para amortiguar los shocks externos”, aseguró.

Para los próximos años vaticina que, “además de mantener la estabilidad macroeconómica, la región debe emprender esfuerzos para fomentar la competitividad y el crecimiento y garantizar que los beneficios puedan distribuirse de manera más amplia. Un programa de reforma de ese tipo comprende cerrar la brecha de infraestructura, reducir la desigualdad y la informalidad en el mercado laboral, mejorar los resultados de educación y promover la integración económica regional”.