Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

FMI “revisó” la economía argentina: destacó logros de 2016 y advirtió sobre próximos riesgos

Hoy presentó su informe tras la consulta del Artículo IV, suspendida durante una década. Sostuvo que “el avance ya logrado es importante”, vaticinó una caída del 1,8% para este año y un crecimiento del 2,7% en 2017. Y se refirió al empleo y la pobreza.

FMI “revisó” la economía argentina: destacó logros de 2016 y advirtió sobre próximos riesgos

El Fondo Monetario Internacional presentó el su informe tras la consulta del Artículo IV, suspendida durante una década. En el mismo advierte sobre los riesgos a futuro pero también felicita al gobierno por las políticas adoptadas en materia económica.

“El avance ya logrado en 2016 es importante. El valor del peso ahora es determinado por el mercado y los controles cambiarios básicamente han sido eliminados. El aumento de las tarifas de los servicios públicos ha acercado los precios a los costos reales”, sostiene uno de los párrafos del comunicado difundido por el organismo.

“Aunque la corrección de los graves desequilibrios y distorsiones heredados del gobierno anterior era necesaria para sentar las bases de un crecimiento vigoroso en el futuro, inevitablemente tuvo un impacto a corto plazo desfavorable para la economía argentina”, agrega.

En este sentido agregan que “según las previsiones, la economía repuntará de una recesión de -1,8% en 2016 a un crecimiento de 2,7% en 2017 y de cerca de 3% a mediano plazo”.

Respecto de las advertencias el FMI sostiene que “durante los últimos meses, las reformas estructurales han avanzado en el ámbito de la gobernabilidad, la lucha contra la corrupción, las políticas de competencia y la infraestructura del mercado financiero, pero persisten cuellos de botella del lado de la oferta que podrían impedir un repunte más rápido de la inversión privada y la productividad”.

El directorio del Fondo subrayaron que “continuar recortando el déficit fiscal constituye una importante prioridad”. Además, “señalaron que el ritmo y la composición del rebalance  deben tener en cuenta el impacto en el crecimiento, el empleo y los segmentos más vulnerables de la población, manteniendo al mismo tiempo claros objetivos a mediano plazo. En este contexto, los directores juzgaron, en términos generales, que la reducción paulatina del déficit fiscal contemplada por las autoridades era apropiada”.

Al mismo tiempo, algunos directores opinaron que el ritmo de reducción del déficit podría acelerarse si la actividad económica es más vigorosa de lo esperado, entre otras cosas para facilitar el retroceso de la inflación.

Por último, los directores recomendaron un ambicioso programa de reformas del lado de la oferta para mejorar el “clima de negocios y lograr un crecimiento sólido, sostenido y equitativo”.

Entre las prioridades, citaron la “promoción de la competencia, la mejora del marco regulatorio para la energía y los servicios públicos, la adopción de un cuadro tarifario de los servicios públicos completamente alineado con la recuperación de costos y el establecimiento de un régimen de transferencias para proteger a los pobres. Sería útil también adoptar medidas para mejorar paulatinamente la calidad de infraestructura, reducir las barreras al comercio exterior y desarrollar los mercados de capital locales. Los directores aplaudieron los recientes avances de la lucha contra la corrupción, la reducción de la participación del gobierno en las industrias privadas y la creación de un mejor marco de gobernabilidad”.