Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
Jueves 4.1.2018
DÓLAR
/
MERVAL

Exportar arte y no morir en intento: Gobierno simplificó los trámites para sacar obras del país

En el marco el DNU para desburocratizar el Estado se modificaron los trámites necesarios para exportar obras, ya sea en concepto de vendidas o para la participación en ferias. Galeristas, artistas y curadores celebran una medida que ataca la "matrioshka de impedimentos" y fomentará el crecimiento del mercado.

Exportar arte y no morir en intento: Gobierno simplificó los trámites para sacar obras del país

El arte argentino sacó pasaje al mundo: el proceso de desburocratización del Estado, que comenzó a cristalizarse ayer con la publicación en el Boletín Oficial del Decreto de Necesidad y Urgencia para avanzar sobre el tema, alcanza también al arte, más precisamente, a la exportación de obras ya sea en concepto de venta realizada o destinadas a la participación en ferias.

A partir de modificaciones a la Ley 24.633 que regula la circulación internacional de obras de arte se simplificaron los trámites necesarios para que las piezas salgan del país. Si antes se requería una licencia de exportación –que implicaba presentaciones ante dependencias culturales, escribanos o artistas que certifiquen obras y hasta trámites que se debían realizar exclusivamente en el Aeropuerto de Ezeiza aunque se viajase vía Aeroparque -, ahora solo bastará con llenar un formulario por Internet.

“Esto es genial, estábamos más que esperándolo. Las regulaciones que estaban antes eran escollos tremendos; estaban limitando la expansión del mercado del arte, la posibilidad de vender a turistas o hacer e-commerce”, explica a El Cronista Nora Fisch directora de la galería que lleva su nombre.

Nora Fisch está al frente de la galería que lleva su nombre en el barrio de Palermo.

Desde Barro, su director artístico, Federico Curutchet, consideró que la norma actual era “bastante anacrónica” y atentaba contra la concreción de ventas. “Era una burocracia muy engorrosa. Muchas veces casi que se termina perdiendo la venta porque no se justificaban los pagos que no tienen que ver con la obra, sino con el simple movimiento”, explicó.

Tanto Fisch como Curutchet ponen el foco en el incremento de costos que generaba hasta hoy esta red burocrática, en el marco de un mercado con precios módicos y una demanda relativa dentro del país. La opción de hacer circular obras en el exterior, con su rédito económico y simbólico para todas las partes, se hacía inviable.

Según cifras que maneja el Gobierno, entre 2011 y 2015 las exportaciones argentinas de arte disminuyeron un 73%, mientras que en el mundo aumentaron un 48%. 

A la carga contra la matrioshka de impedimentos

La Cámara Argentina de Galerías de Arte Contemporáneo, Meridiano, mantenía desde 2015 un sostenido reclamo al Ministerio de Cultura y las agencias del Estado para elaborar una normativa más ágil. Reconocen en la administración de Cambiemos una mayor predisposición para modernizar el sistema. En ese sentido, fue fundamental la participación de la Argentina como invitada de honor a la Feria ARCOmadrid en febrero de 2017 y donde la cartera cultural se involucró en los trámites para transportar las obras porque de otra manera hubiese sido imposible para algunas de las galerías seleccionadas ser parte del envío.

Barro, la galería que impulsó el Distrito de las Artes

La “matrioshka de impedimentos”, como definió Fisch a los viejos trámites, implicaba en algunas ocasiones la contratación de un despachante de aduanas con un costo de entre 800 y 1000 dólares. A partir de la reglamentación del DNU un galerista, artista o curador deberá solicitar a través del sitio web de Trámites a Distancia un Aviso de Exportación –para obra de artistas vivos o fallecidos hasta hace 50 años-  o una Licencia de Exportación – para piezas de artistas fallecidos hace más de 50 años (que podrían ser consideradas por el Estado Patrimonio Nacional), desconocidos o anónimos. La aprobación o no será comunicada en un plazo de 48 horas y las obras se podrán despachar como equipaje acompañado hasta 15 piezas por persona por vez.

Aunque aún quedan algunos temas pendientes para resolver, como la incorporación de las fotografías al concepto “obra de arte” que especifica la ley y así dejar de pagar aranceles superiores que si, por ejemplo, se estuviese exportando una escultura, galeristas y artistas celebraban ayer en redes sociales esta conquista. El arte argentino ya esta lista para abordar el avión hacia el mundo.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Daniel Santelices
Daniel Santelices 14/01/2018 08:15:44

Felicitaciones Argentina. Ejemplo a imitar por los gobiernos iberoamericanos donde las trabas son horribles y Chile no es ajeno a ello, pese a los tratados internacionales firmados..