Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Exportaciones: cómo le fue a cada provincia en 2017 y qué se espera para este año

Un informe de E&R analizó cómo las variaciones del tipo de cambio y los elevados costos de producción signaron el desempeño del sector agrícola y las economías regionales a lo largo del año pasado. ¿Cuál es el pronóstico para 2018?

Exportaciones: cómo le fue a cada provincia en 2017 y qué se espera para este año

El total de las exportaciones de la Argentina alcanzó los u$s 58.384 millones a lo largo de 2017, lo que representa un incremento de 0,9 por ciento con respecto a 2016, según un informe de Economía & Regiones (E&R), que por otro lado remarcó que el volumen exportado cayó 0,4% a raíz de la pérdida de competitividad del sector agroexportador y las economías regionales. ¿Cómo le fue a cada provincia y qué se espera para este año?

La provincia de Buenos Aires vendió productos al exterior por u$s 19.390 millones y continúa siendo el distrito de mayores ingresos, seguido por Santa Fe (u$s 13.554 millones) y Córdoba (u$s 7881 millones). Más atrás aparecen las patagónicas Santa Cruz (u$s 2188 millones) y Chubut (u$s 2090 millones).

En el otro extremo, Formosa (u$s 21 millones), Neuquén (u$s 71 millones) y Tierra del Fuego (u$s 158 millones) fueron las que menos exportaron.

Con respecto a 2016, Buenos Aires tuvo una expansión de 4,5%, lejos del lote de provincias que más crecieron, encabezado por Misiones (18,4%) y seguido por La Rioja (17,2%), San Juan (13,6%) y Chubut (13,2%).

"Misiones mostró el mayor dinamismo con respecto a 2016, debido en mayor medida a las exportaciones de tabaco sin elaborar y pasta para papel", sostuvo E&R.

Por el otro lado, Santa Fe y La Pampa, dos provincias clave para la exportación agrícola, mostraron retrocesos de 2% y 5,8%. De las 14 jurisdicciones que presentaron caídas en las exportaciones, Catamarca (-23,3%), Neuquén (-21,1%) y Salta (16,1%) presentaron los mayores guarismos.

"Catamarca presentó la caída más importante con respecto a 2016 por las menores exportaciones de mineral de cobre y sus concentrados", dijo E&R.

Región pampeana y economías regionales

Con respecto a la participación de cada región a lo largo del año pasado, la región pampeana aportó el 73,4% del valor total exportado, con un incremento interanual de 0,1%. No obstante, el informe señala que desde 2014 disminuyó su proporción en las exportaciones, cuando había representado el 74,8%. E&R explica el bajo dinamismo de la región a partir del descenso del complejo oleaginoso y el moderado rendimiento de los cereales, sectores que representan el 44,8% del total exportado en el país. 

"El complejo de mayor peso, el oleaginoso (31,7%), presentó una baja del 8,8% en dólares y aproximadamente de 6,7% en cantidades. Esto se explica por la baja en la soja (-10,2% en u$s y -7,2% en toneladas) que aporta el 83,9% del complejo. El complejo cerealero presentó una leve suba del 0,2% en dólares pero aproximadamente 5,6% en cantidades. Las caídas en las ventas de maíz y arroz lograron ser compensadas por el crecimiento del trigo", señaló el informe.

Y añadió: "La suba de los costos internos y menores precios internacionales en el caso del poroto y harina de soja, aceite de girasol, trigo, maíz y cuero fueron deteriorando la competitividad."

Después de la región pampeana, la patagónica es la que más exportaciones aportó, en torno al 8,4%, cifra que evidencia una suba interanual del 5,8%. Más atrás, el noroeste argentino representó el 7% tras una caída de 10,4%. En cuarto lugar, la región cuyana aumentó 6,2% y aportó el 5,7%; mientras que el noreste argentino contribuyó con el 1,7% del total, luego de crecer 1,6%. 

E&R remarcó que la competitividad de algunas economías regionales presentaron fuertes contracciones debido a la suba de costos internos y a la caída de los precios internacionales. "Hubo una leve mejora de competitividad en el vino, arroz y peras, mientras que en otros productos se registraron perdidas de competitividad que van desde el 2% (maní) hasta 28% en las naranjas y 32% en el azúcar", estimó.

El pronóstico para este año

E&R vaticina que la competitividad subirá levemente en los primeros seis meses del año, pero relativiza la recuperación al sopesar el alza de los costos de producción y la inflación a la que sitúa por encima del 20% anual.

"La competitividad-precio de las economías regionales subirá temporariamente en el primer semestre del año, luego de la fuerte depreciación del tipo de cambio en el primer trimestre del año (15%), beneficio que se irá evaporando en la segunda mitad, a medida que aumenten los costos de producción en un contexto de inflación promedio superior al 20%", señaló.

En ese sentido, predice un escenario complicado para las exportaciones dependientes de la cosecha de oleaginosas y cereales debido a las pérdidas causadas por la sequía. 

"Cerca del 45% de las exportaciones argentinas dependen de la cosecha oleaginosas y cereales. En este marco, este año se vislumbra malo para el agro. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires estimó al 15 de Marzo caídas en la cosecha de soja del 27% con respecto a 2017, 9,4% en el caso del sorgo y 12,8% con respecto al maíz con destino grano comercial. En el caso de la soja, el clima seco y las elevadas temperaturas, redujeron en 12 millones de toneladas la proyección de producción desde el inicio de la campaña 2017/2018", detalló.

Y agregó: "De no registrarse nuevas precipitaciones, el volumen potencialmente recolectable para el cereal a nivel nacional podría modificarse. Las regiones más afectadas son la Pampeana y Centro y en particular las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos."

En cuanto a las manufactuas de origen industrial, el informe estima que crecerán levemente de la mano de la recuperación de Brasil, el principal socio comercial de la Argentina. De hecho, a lo largo de 2017, fueron las exportaciones que más crecieron en volumen, por encima de 9%, mientras que se registraron bajas en el volumen de las manufacturas de origen agropecuario (-3,5%), combustibles y energía (-7,3%) y productos primarios (-0,5%).