Europa habilita de manera temporal el ingreso de algunos cítricos argentinos

La UE prohibió hasta mayo del año próximo el ingreso a sus puertos de todos los cítricos argentinos. Pero ahora permite que los productos que estaban en viaje puedan ingresar. Qué volumen y hasta cuándo tienen para lograrlo.

La Unión Europea flexibilizó en parte la prohibición para el ingreso a su mercado de los cítricos argentinosse extenderá al menos hasta el 30 de abril próximo, y ahora permitirá de manera temporal que algo más de 9400 toneladas de naranjas y mandarinas puedan arribar al viejo continente.

La flexibilización llegó tras las negociaciones encaradas por el gobierno argentino, para el que la prohibición de la UE para esas frutas frescas fue una medida "unilateral y apresurada" y  que además dejaba a la deriva a los cítricos ya despachados hacia ese destino.

Se trata de una verdadera carrera contra el bloqueo europeo para las naranjas y mandarinas que estaban en viaje  al momento de la entrada en vigencia de la prohibición, el pasado domingo, ya que la ventana habilitada por la UE se cerrará definitivamente el próximo 5 de septiembre.

Fuentes del Senasa comentaron a El Cronista que hay en viaje cargamentos por barco por un total de 9416 toneladas de cítricos dulces: 9273 toneladas de naranjas y 243 toneladas de mandarinas.

"Estan viajando por barco hacia los puertos de Países Bajos, España, Portugal; Bélgica, Lituania, Italia, Reino Unido y Grecia. Tienen que llegar antes del 5 de septiembre para ser aceptadas", indicaron las fuentes.

Europa, principal destino comercial de los cítricos locales, decidió el cierre de sus fronteras luego de que se detectaron casos de "mancha negra", un hongo que afecta sólo la calidad externa de los frutos, en cargamentos de limones y naranjas provenientes de las provincas del noroeste argentino (NOA).

 

 

 

Tras pedidos de asociaciones de productores citrícolas de España, la Comisión Europea (CE) resolvió suspender por el resto de la temporada el ingreso de los cítricos argentinos, bajo el argumento de evitar el posible contagio y propagación de la enfermedad en los cultivos del viejo continente.

Pero la medida, remarcan tanto desde el Gobierno como desde la cadena citrícola argentina va más allá de lo fitosanitario y se constituye en una barrera comercial, dado que la decisión de la UE fue basada en pedidos de agricultores europeos bajo el argumento que la importación de esos productos derivó en una reducción importante de los precios.

"Está claro que España está en pie de guerra por los cítricos argentinos. Un buen ejemplo es que interdictaron naranjas que habían entrado por Países Bajos (unos 3500 pallets a bordo del buque Avunda) sin detecciones de mancha negra por parte de los inspectores de la Unión Europea. Es decir, por Países Bajos ingresaron sin problemas, pero en España las rechazaron. Conclusión: se trata de una cuestión comercial , remarcó una fuente del Senasa.

El efecto de la "mancha negra" en los limones.

Desde el ente sanitario, junto con Cancillería y Agricultura buscan que, además del permiso para los cítricos en tránsito sean aceptados si llegan antes del 5 de septiembre, se aplique el principio de regionalización, para que las frutas provenientes del Litoral (NEA) queden afuera de la restricción, ya que no tienen casos de "mancha negra".

La UE es el principal mercado de los cítricos argentinos: en 2019 importó e exportaron 171.872 toneladas de limones, naranjas. mandarinas y pomelo. En valor, los limones vendidos a Europa representaron el año pasado u$s 296 millones, mientras los cítricos dulces a ese mercado implicaron u$s 36 millones.

Las pérdidas por el bloqueo dispuesto hasta mayo fueron calculadas en más de u$s 40 millones, que se recortaran ahora por el ingreso permitido a la mercadería ya despachada, y con la colocación de esa fruta en mercados como Rusia, que no aplica penalización por mancha negra pero a un precio menor.

Más presión desde España

Mientras las autoridades argentinas negocian con la CE, desde una entidad agropecuaria de España (la Unió de Llauradors, de Valencia) exigieron al bloque que realice "una auditoria fitosanitaria de todo el sector cítrico argentino".

Y fueron por más: quieren que "continúe la suspensión de importaciones la próxima temporada hasta que puedan garantizar que los cítricos que exportan salgan del país sin plagas".

Para la Unió, la decisión de suspender a los cítricos argentinos hasta el 30 de abril próximo "llega tarde, pues la campaña argentina ya está muy avanzada" y por eso reclamaron que "la UE debe tomar medidas para evitar que suceda lo mismo en la próxima campaña y evitar el riesgo de que las plagas entren en territorio europeo".

Desde el nucleamiento, remarcaron la necesidad de que la UE implemente "inspecciones en origen para todos los terceros países" y "que las importaciones entren por un puerto europeo que pueda garantizar que habrá un número suficiente de inspectores expertos en plagas y enfermedades de los cítricos y que se analice un porcentaje representativo de las muestras".

"El tratamiento en frío en el transporte debería ser obligatorio y que debería prohibirse el uso de materias activas no autorizadas en la UE en la producción y manipulación de frutas destinadas" al bloque, reclamaron.

"Actualmente, el acuerdo de la UE con Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay) está pendiente de ratificación y el tema de las plagas debe ser tomado en cuenta antes de su entrada en vigencia", afirmaron en una declaración difundida este miércoles.

Y justificaron ese pedido en que "el 84% de todas las detecciones de cítricos con plagas en los puertos europeos durante los primeros 7 meses del año proceden de países del Mercosur". 

Tags relacionados

Más de Economía y Política

Compartí tus comentarios