Estrategia oficial: buscarán postergar los pagos a San Luis

No están presupuestados los $ 15.000 millones a San Luis. Desde Hacienda sostuvieron que aún deben acordar con San Luis la forma de pago y que no necesariamente se abonarán los $ 15.000 millones en 2019

La decisión del fallo de la Corte Suprema sobre la devolución de fondos adeudados a San Luis, que fijó en $ 15.000 millones el monto (que era lo que estaba en disputa), inaugura una nueva etapa en la pelea por esos fondos. Por un lado, desde el Gobierno confían en poder postergar para más adelante los pagos y, de esta manera, confían en que la meta de reducción del déficit fiscal comprometida con el Fondo Monetario Internacional será alcanzable.

Por el otro, se espera para las próximas semanas un nuevo fallo de la Corte sobre un reclamo similar desde Santa Fe, que sumaría otra deuda a pagar desde el Estado Nacional por entre $ 60.000 millones y $ 80.000 millones, según esperan en la provincia gobernada por Miguel Lifschitz.

¿Cómo repercute el fallo de San Luis en las cuentas fiscales?, preguntó El Cronista a una fuente oficial. "Por ahora de ninguna manera. Sólo dictamina el monto", respondió. En ese sentido, desde el Ministerio de Hacienda identifican que tienen 120 días, que da el fallo, para que las partes se pongan de acuerdo en la forma de pago.

Así, lo que se buscará es postergar el pago o parte de los $ 15.000 millones. Ante la consulta de si podría abonar este monto más adelante, la fuente reconoció que sí. "Nos tenemos que poner de acuerdo en la forma de pago. Si no sucede, hay que esperar otro fallo de la Corte", señaló la fuente cercana a Nicolás Dujovne.

Son $ 15.000 millones los que ayer determinó la Corte que el Estado Nacional debe abonar a San Luis en concepto del reclamo de la provincia puntana por retenciones de 15% de la ANSeS y de 1,9% por parte de AFIP entre 2006 y 2016 (ver nota pág. 2).

Este monto no está presupuestado en las cuentas fiscales ya que aún no se estableció la forma ni cronograma de pago. "No necesariamente serán los $ 15.000 millones el primer año", dijo la fuente oficial.

Tanto San Luis, como Córdoba y Santa Fe tenían fallos a favor desde 2015. En ese momento, se resolvió que a estas tres provincias se les debía restituir completamente el 15% de la detracción de la Anses. Al resto de las jurisdicciones se les está devolviendo el 3% acumulado por año, desde 2016 al 2020, momento en que llegarían al 15% acumulado.

Pero por el stock adeudado entre 2006 y 2016, no se devolvió. San Luis, Santa Fe y Córdoba reclamaron, obtuvieron fallo, que fue luego resignado desde Córdoba para acogerse al Consenso Fiscal de 2017.

Santa Fe intentó primero lograr un acuerdo con el Estado Nacional sobre el monto a abonar, pero tras no lograr consenso, inició el reclamo en la Corte. "Estimamos que en las próximas semanas vamos a tener un fallo similar", sostuvo ayer Lifschitz.

Desde el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) calcularon que la suma de los montos a considerar, teniendo en cuenta el fallo actual de San Luis más el potencial para Santa Fe, es de $75.000 millones, que equivalen a un 0,4% del PBI.

"En términos de recursos nacionales equivale al 24% de la recaudación de Ganancias que recibe el Tesoro, o alternativamente al 11% de la recaudación de IVA que queda en las arcas del sector público nacional no financiero. Si se realiza un dimensionamiento respecto al objetivo de equilibrio fiscal primario, la suma aludida representa un 15% del esfuerzo fiscal necesario para alcanzar dicha meta en el corriente año", señalaron en un informe.

La dificultad de conciliar cuál era el monto adeudado desde la Nación a las provincias, que reclamaban el 15% de la coparticipación, emergió tras la manipulación de las cifras oficiales de inflación. Por ese motivo, se recurrió a la Justicia.

Desde el Gobierno Nacional pidieron a la Corte que el monto original, por unos $ 5000 millones, se actualizara a una tasa de 6% anual, mientras que desde San Luis solicitaron que se lo hiciera según la tasa activa del Banco Nación.

La decisión de los magistrados no dio razón ni a unos ni a otros: falló que el monto se actualiza por la tasa pasiva y, con esa referencia, llegó a los $ 15.000 millones, equivalentes a alrededor del 0,08% del PBI esperado para 2019.

Si el cálculo de la actualización de las resignaciones de Santa Fe se efectuase de manera similar al de San Luis, se estima que el monto alcanzaría el equivalente a casi $ 60.000 millones de pesos, que implica un 0,33% del PBI.

Tags relacionados
Noticias del día