Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Estiman que, para compensar la inflación, se necesita un bono de fin de año de entre $ 13.000 y $ 21.000

Los trabajadores del sector privado de la economía deberían recibir un suplemento de fin de año de un mínimo de $ 13.000 para compensar la pérdida del poder adquisitivo de sus salarios producto de la inflación. En tanto, para los trabajadores de la administración pública nacional la compensación debería ubicarse en $ 21.000, considerando una inflación acumulada anual del 41%.

La estimación forma parte de un informe realizado por el Centro de Estudios del Trabajo y el Desarrollo (CETyD) de la Universidad Nacional de San Martín, que calculó la pérdida salarial acumulada desde diciembre de 2015 en base a un relevamiento de las categorías ocupacionales más representativas de un conjunto de convenios colectivos. El informe, además de proyectar el monto del bono de fin de año necesario para compensar el deterioro producto de la suba de precios, estimó que para establecer la nueva base de negociación paritaria de cara a 2017 sin pérdida de poder adquisitivo, debería sumarse al salario promedio de diciembre de este año un monto que ronda entre los $ 800 y $ 2000 mensuales según el convenio y categoría del trabajador.

Para el cálculo de la pérdida salarial acumulada desde diciembre de 2015, el trabajo del CETyD–UNSAM seleccionó los los salarios básicos de convenio más adicionales habituales de los sectores metalúrgico (categoría oficial), maestranza (oficial de primera), encargados de edificio (encargado permanente sin vivienda) y administración pública Sinep (planta permanente grado C). Así proyectó que en el caso de un oficial metalúrgico la pérdida de salario acumulada alcanzó este año los $ 12.899, mientras que en el caso de un oficial de maestranza fue de $ 13.774.

A su vez, para un encargado de edificio el deterioro salarial significó $ 15.655, en tanto que para un agente de la administración pública nacional alcanzó los $ 21.285.
En términos porcentuales, el trabajo de CETyD apuntó que para los convenios colectivos más representativos la reducción del salario real osciló entre un 8% y un 13%.