Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Estados Unidos abrió una investigación sobre el biodiésel argentino

La Comisión de Comercio internacional de EE.UU. resolvió iniciar un proceso tras las denuncias por presunto dumping hechas por industriales de su país

Estados Unidos abrió una investigación sobre el biodiésel argentino

La Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos (Usitc, por sus siglas en inglés) decidió abrir una investigación por presunto dumping sobre el biodiésel argentino y el de Indonesia, luego de que el jueves pasado la asociación de productores de ese biocombustible norteamericano denunciara que la importación desde ambos países incumple con las normas comerciales internacionales.

La decisión de la Usitc se oficializó a través de la publicación en el Registro Federal del gobierno norteamericano, que equivale al Boletín Oficial local.

En la resolución, la comisión anuncia la apertura del proceso y la fase preliminar de investigaciones para determinar si existe o no "dumping y derechos compensatorios" de los productos denunciados.

Se establece, además, que en 45 días, es decir antes del 8 de mayo próximo, se "debe llegar a una determinación preliminar" en las investigaciones, y que la comisión informará sobre su decisión al Departamento de Comercio antes del 15 de mayo, salvo que "el propio Departamento prorrogue" los plazos, se aclaró.

En el proceso, se fijó una audiencia para el próximo 13 de abril, en la cual los denunciantes y los denunciados tendrán una hora para presentar sus argumentos y pruebas respaldatorias. Además, hasta el 18 de abril, tendrán tiempo para elevar a la comisión sus descargos por escrito.

La investigación responde a la denuncia que formalizó el jueves la Junta Nacional de Biodiésel norteamericano (NBB) contra el biodiésel argentino y el proveniente de Indonesia, por entender que inundaron el mercado (de EE.UU.) con producto subsidiado y con precios menores a los costos de producción".

La denuncia fue rechazada en forma contundente por la Cámara de Biocombustibles (Carbio) y el gobierno argentino, que remarcaron que los argumentos presentados por la NNB carecen de sustento técnico y ya fueron desestimados por varios fallos internacionales, entre ellos el de la Organización Mundial de Comercio (OMC) de fines de 2016, que dictaminó en favor de Argentina contra los derechos antidumping que había impuesto la Unión Europea (UE) al biodiésel argentino en 2013.

En medio de la apertura de las investigaciones, desde el Gobierno volvieron a rechazar los argumentos de la NNB y reforzaron su intención de que el episodio no pase a mayores.

El ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, funcionarios de Cancillería, Comercio y Energía se reunieron en las últimas horas del martes con referentes de Carbio, encabezados por Luis Zubizarreta, para coordinar los pasos a seguir y evitar que la movida de los productores estadounidenses perjudique las exportaciones de biodiésel a ese destino.

"El lobby de los productores norteamericanos no tiene sustento técnico, es una cuestión política. Se busca que esto no derive en afectar el principal producto de exportación hacia EE.UU.", señalaron voceros consultados.

El año pasado, Estados Unidos fue el destino de más del 91% de las exportaciones de biodiésel local, por u$s 1140 millones, mientras que el restante se destinó a Perú, donde también a fines de 2016 hubo reclamos de presunto dumping.