Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Estacionamiento medido con más cuadras y nuevas reglas

La Legislatura porteña convirtió en ley un proyecto del Ejecutivo que establece un nuevo sistema de estacionamiento.

Estacionamiento medido con más cuadras y nuevas reglas

La Legislatura porteña convirtió hoy en ley un proyecto del Ejecutivo que establece un nuevo sistema de estacionamiento medido, mediante el cobro para estacionar vehículos en unas 10.000 de las 24.400 cuadras con que cuenta la Ciudad, reemplaza los parquímetros por terminales multipropósito y fija las condiciones para el servicio de acarreo de coches en infracción.

La norma propuesta divide a la Ciudad en cinco zonas y amplía de 4.000 a 80.000 las plazas por las cuales se deberá pagar para dejar el auto, con lo cual se incrementarán también la cantidad de barrios a los que llegará el sistema de estacionamiento medido.

También establece varias tarifas: el costo de la que se aplicará en zonas comerciales, llamada progresiva, aumentará a medida que sumen las horas de estacionamiento, mientras que en los sectores de menor densidad de circulación de gente regirá la sencilla.

Y se contemplará la gratuidad dentro del sistema tarifado para los vecinos residentes, de modo que si dejan el vehículo en las calles en las que se comenzará a cobrar, quedarán exceptuados del pago, por un solo auto.

No obstante, deberán inscribirse bajo la figura de “residentes” en un registro a través de la web donde tendrán que tramitar el alta de su condición.

Se indica que será requisito “que el domicilio del residente y de radicación del auto sean el mismo”.

La iniciativa del Ejecutivo fue aprobada con 33 votos positivos de los bloques del PRO, Peronista y la Coalición Cívica y 21 en contra de la oposición, entre ellos, Suma+, socialismo y Frente para la Victoria en el marco de la sesión ordinaria de la Legislatura.

El proyecto aprobado contiene las bases y condiciones generales, particulares y especificaciones técnicas de la licitación nacional para otorgar la concesión por diez años del servicio de estacionamiento pago en la Ciudad, regulación que está estancada desde hace tres años debido a amparos judiciales.

Según el texto, “el pago de las tarifas de estacionamiento medido será únicamente a través de medios electrónicos, como tarjetas sin contacto, de crédito y débito o mediante aplicaciones instaladas en teléfonos celulares o dispositivos móviles o a través de Internet”.

Por ello, el Ejecutivo volvió a enviar a la Legislatura en septiembre pasado un proyecto a fin de avanzar en el servicio del control de estacionamiento en la vía pública y el acarreo de vehículos en infracción para “favorecer el ordenamiento del tránsito y optimizar el uso de los espacios disponibles” en las calles de la Ciudad.

Los ingresos provenientes de las tarifas por estacionamiento regulado que se efectúen a través de las terminales de pago autónomas o mediante aplicaciones instaladas en teléfonos celulares ingresarán directamente desde los agentes de cobro a una cuenta especial creada por el Gobierno de la Ciudad al efecto.

El dueño del vehículo deberá ir hasta una de las 2.000 terminales multipropósito para ingresar el número de la patente, su ubicación y pagar la tarifa correspondiente. Así quedará habilitado para el estacionamiento, sin la necesidad de obtener el ticket que antes debía dejarse dentro del auto, ya que no se expenderán más.

“Esas terminales van a reemplazar a los parquímetros y estarán situadas a no más de 100 metros de donde la persona deje su auto”, informaron desde la Secretaría de Transporte y precisaron que serán adquiridas por el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, pero el mantenimiento estará a cargo de las empresas que ganen la licitación.

Además, el control que antes se ejercía a través del visor del parquímetro o del ticket para conocer el tiempo restante por el cual se había pagado para estacionar, se hará a través de sistemas electrónicos, como la lectora de patentes.

Y como novedad, indicaron las fuentes de Gobierno, estará la aplicación en el celular o cualquier dispositivo desde la cual se avisará el tiempo que queda disponible de estacionamiento y abrirá la oportunidad de renovar el pago.

Respecto del sistema de acarreo con grúas, el texto fija que “tendrá una cobertura territorial que comprenda a la totalidad de la Ciudad, dividiendo la misma en cinco zonas. Se procurará hacer coincidir las zonas con los límites de las distintas comunas. Cada zona contará como mínimo con una playa de remisión, la que será provista por el Gobierno de la Ciudad”.