Esperan un guiño oficial para avanzar en la nueva Hidrovía

Los privados que financiarán los estudios técnicos están a la espera de una señal del Ministerio de Transporte para avabnzar. El contrato de concesión vence en 2021

El contrato de concesión de "la autopista acuática del Mercosur" vence en 2021 y hay mucha expectativa sobre su futuro.

El corredor acuático de la hidrovía Paraná-Paraguay que conecta al complejo portuario del Gran Rosario por donde la Argentina despacha el 80% de sus agroexportaciones con el resto del mundo es de vital importancia para el comercio internacional. Y el gobierno busca relicitarla durante el 202.

Hoy la concesión están en manos de la compañía Hidrovía S.A. del empresario local Gabriel Romero, implicado en la causa de los cuadernos y enfrentado con el ministro de Transporte de la Nación Guillermo Dietrich.

Luego de la negativa del Ejecutivo nacional de aportar fondos para realizar los estudios de prefactibilidad un consorcio conformados por la Bolsa de Rosario, la cámara de puertos privados, la Cámara de Actividades Portuarias de Rosario, cámaras siderúrgicas, químicas y a los que tardíamente se le sumaron los puertos de Buenos Aires y La Plata realizaron una compulsa entre varias consultoras para que realicen los estudios de prefactivilidad de la hidrovía en lo que se refiere a dragado, obras, peaje, etc.

Según publicó el sitio Punto Biz a la recta final llegaron la consultoras Latinconsult que oferto u$s 1,8 millones por la realización de los estudios técnicos y económicos y, muy lejos, quedó los estudios Bain y Serman que presentaron un costo de 4,6 millones de dólares. "Estamos esperando un guiño de la Nación porque esta última consultora fue la que acercó la Nación, pero Latinconsult es mucho más barata", explicó una fuente local.

Fuentes del Ministerio de Transporte señalaron a El Cronista que "todavía no hay definiciones" respecto del futuro del contrato de la hidrovía. Y sólo hay un compromiso de que para principios de 2020 se lanzará la licitación internacional.

Una vez definido quién realizará los estudios los privados armarán un fideicomiso para reunir la cantidad necesaria para realizar los estudios técnicos que permitirán al Ministerio de Transporte de la Nación lanzar a través de una unidad denominada "Unidad Hidrovía Federal" el llamado a licitación para el contrato de la Hidrovía.

Pero entre la negativa de la Casa Rosada de aportar fondos para los estudios, la pelea con la empresa Hidrovía S.A. que se negó a reducir los costos de los peajes -que se paga en dólares- aparecen los intereses de las empresas de dragado, algo fundamental para las economías regionales y que asegura el calado necesario para el movimiento de los buques de gran porte que traslada el cereal y sus derivado.

Mientras las empresas de dragado origen chino, que cuentan con el gran apoyo de la también empresa china Cofco que opera un puerto en San Martín, ofrecen reducciones de hasta 30% en los valores, situación que generó que sus competidoras europeas de origen belga y holandesa se uniera en el lobby en las diferentes cámaras privadas que serán las que terminarán financiando la licitación.

En paralelo, se conoció que Bolivia buscará incorporarse a la Hidrovía Paraguay-Paraná para tener una salida al mar. La idea de encontrar en este curso una salida para la producción boliviana formó parte de la agenda de la última visita oficial de Evo Morales a la Argentina, por lo que habrá un nuevo jugador de peso en la definición del concesionario.

Tags relacionados