Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Escasez de nafta y 120 buques varados en el tercer día del lockout del transporte

El Gobierno movilizó la Gendarmería para levantar los piquetes y las estaciones de servicios avisan que hay desabastecimiento. Hoy se reúnen las partes en Transporte

Más de 100 barcos esperan ser cargados con granos en estos días

Más de 100 barcos esperan ser cargados con granos en estos días

Mientras el clima sigue empujando la cosecha de maíz, la protesta del transporte de cereales paraliza las exportaciones del sector. Ayer se cumplió el tercer día del cese de actividades de los transportistas, y los costos y las pérdidas comienzan a representar sumas millonarias.

Por tercer día consecutivo los transportistas, de la Confederación Argentina del Transporte Automotor de Cargas (Catac) y la Federación de Transportadores Argentinos (Fetra), mantuvieron 200 puntos de protesta en reclamo de un incremento de la tarifa nacional de fletes. Eso significó la paralización de las exportaciones de cereales y, por otro lado, complicó el movimiento de comestibles y combustibles, lo que hizo que el Gobierno movilizara Gendarmería para levantar los cortes.

Uno de los lugares donde la Gendarmería actuó para liberar el tránsito fue en la ciudad bonaerense de Junín, donde los transportistas llevaban dos días frenando el paso de los camiones de hacienda.
Justo en esa localidad, el presidente Mauricio Macri tenía agendado para hoy un acto en la Ruta 7, pero desde Casa Rosada confirmaron a El Cronista que fue pospuesto por el conflicto.
Mientras tanto ayer se registraron las primeras conversaciones entre las partes. "Hubo un acercamiento pero la medida se mantiene", explicó una fuente de la Catac a este diario.

Anoche el Ministerio de Transporte y el de Agroindustria recibirán, desde las 10, a los referentes de las cuatro entidades agropecuarias (dadores de carga) para intentar destrabar el conflicto. Para después de ese encuentro, los funcionarios tenían previsto recibir a los transportistas. La intención oficial es escuchar a las partes y encaminar las negociaciones para que los piquetes se levanten mañana mismo.
asta el momento, los dadores de carga estarían dispuestos a conceder un alza de 20% en el kilómetro de flete actual, lo que arrojaría $ 87. Los transportistas reclaman $ 97, lo que arroja un alza de 32% contra el valor vigente. El conflicto, que hoy arranca su cuarto día, está incrementando fuertemente los costos de exportación y sumando pérdidas millonarias.

"Los exportadores de cereales y oleaginosas comenzaron a perder u$s 3,5 millones diarios por el lock out empresario iniciado el lunes último por transportistas de granos, dado que al dejar de ingresar producción a los puertos, muchas terminales se quedaron sin mercadería para cargar en los 120 barcos que están paralizados hasta ahora", informaron hoy a Télam voceros del sector. "Hay empresas que no tienen para cargar en los barcos", aseguró el vocero de la Cámara de Industrias Aceitera de (Ciara), Andrés Alcaraz.

El representante del sector agroexportador abogó porque "se llegue a un arreglo pronto, porque todo esto supone pérdidas, en la medida que los barcos están detenidos implica un costo de alquiler alrededor de u$s 30.000 diarios" por cada jornada adicional de espera .
Los puertos de Rosario, el norte de la provincia de Buenos Aires, parte de Entre Ríos, y el sudeste bonaerense mantenían unos 120 buques en espera de carga, cuya paralización significa en conjunto u$s 3,5 millones diarios.

Además, desde las estaciones de servicio de Rosario advirtieron que podría faltar combustible en las próximas horas en toda la región. "Si esto no se revierte, cuando se termine lo que hay en stock, faltará combustible", dijo el presidente de la Federación Argentina de Expendedores de Nafta del Interior (Faeni), Marcelo Rovasio.