U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Escándalo en la Selección: les incautaron electrónica sin declarar en Ezeiza

Parte del equipo regresaba de Nueva York donde disputaron un partido amistoso contra Colombia. Se trata de computadoras y instrumentos musicales. Pero AFA sostiene otra versión de los sucesos. 

Escándalo en la Selección: les incautaron electrónica sin declarar en Ezeiza

La Agencia Federal de Ingresos Públicos comunicó que, a través de la Dirección General de Aduanas, detectó hoy mercadería electrónica sin declarar en el equipaje de la
delegación de la Selección Argentina de Fútbol.

Parte del plantel, que regresó en dos vuelos procedentes de Nueva York donde disputó un amistoso contra Colombia, tenía 11 baúles con equipaje cuando pasó los controles aduaneros en
el aeropuerto internacional Ministro Pistarini de la localidad bonaerense de Ezeiza.

En varios de esos baúles los funcionarios de la Aduana detectaron computadoras personales e instrumentos musicales que no fueron debidamente declarados al ingresar al país.

Como consecuencia, se labraron las actas pertinentes por infracción al régimen aduanero y la mercadería quedó secuestrada a la espera de la resolución del juez contencioso pertinente.

 

Por su parte, la Asociación Argentina de Fútbol sostuvo una versión diferente de los hechos.

A través de un comunicado, indicó que los objetos retenidos “corresponden a material de videoanálisis y maquinaria de kinesiología del seleccionado mayor utilizados habitualmente para los partidos y entrenamientos del equipo”.

“La Asociación del Fútbol Argentino ya presentó todos los papeles reglamentarios para que, en las próximas horas, puedan regresar al predio”, indicaron.

Más notas de tu interés

Comentarios2
Carlos Madrid
Carlos Madrid 14/09/2018 01:29:52

Hay algunos que todavía no se dieron cuenta que el país de los peronchos delinkuentes se acabó. Y pensar que Recalde manejaba aerolíneas y aeropuertos!! No olvidemos nunca lo que hicieron esos subnormales!!

Lucas Garcia
Lucas Garcia 14/09/2018 01:14:43

A mirá! Y con los lego y la quitarra que medirán...