Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

"Es un mito tener que pelearse con Moyano para desarrollar los trenes"

El funcionario cree que el desarrollo de trenes, camiones y barcos es complementario y prometió una "recuperación sistemática" del sistema ferroviario

El Gobierno necesita mostrar de cara a las elecciones legislativas que la economía, de a poco, empieza a reactivar. Con ese objetivo, el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, reveló a El Cronista que los despachos de asfalto para obras viales crecieron en el primer mes de 2017 un 172% interanual. Además, valoró la gestión de Isela Costantini, ex presidente de Aerolíneas Argentinas hasta diciembre, y dijo que desarrollar los trenes no lo llevará a pelearse con los Moyano.

- En la campaña electoral de 2015 se prometieron varias obras pero el año pasado el ritmo fue lento. ¿Qué pasó y qué viene?
- El Presidente se comprometió con el plan de infraestructura más grande de la historia del país y desde Transporte tenemos una gran responsabilidad, ya que desde ahí se libera un montón de energía. Por ejemplo, bajan los costos de logística, los fletes. Los despachos de asfalto para obras viales, que es un indicador al que no se le ha prestado mucha atención, fueron de 42.000 toneladas en enero de este año, un 172% más en términos interanuales y un 32% más que en enero de 2015. El primer mes de 2017 fue el tercero mejor de los últimos 18 años y en breve llegaremos a un récord histórico. Ya estamos ejecutando: vamos a duplicar las autopistas en 4 años (2800 kilómetros -km-, de los que hay 1100 km en construcción y 78 ya inaugurados). Hay obras de Metrobus en La Matanza y Tres de Febrero. Ya empezamos a pavimentar calles, hacer refugios de colectivos, desagües, puertos, aeropuertos. En cuanto al ritmo, la obra pública se frenó en el segundo semestre de 2015. La mayoría estaban paradas cuando llegamos. La obra pública no se acelera ahora por las elecciones. Esto hay que hacerlo durante 20 años seguidos.

- La obra más representativa que el macrismo no realizó en la Ciudad fue los 10 km de subte por año y, en cambio, se construyeron carrilles del Metrobus. ¿Por qué hay que confiar en que en la Nación sí van a cumplir?
- Lo significativo de nuestra gestión en la Ciudad es el foco que pusimos en el transporte público. Pensábamos que necesitábamos cierta cantidad de km de subte y se evolucionó a una visión de mejorar el sistema para que llegue a más gente, de extender la línea B, la E y la H. Surgió el concepto del Metrobus, que resuelve la misma problemática y le quita espacio a los autos. La Ciudad a la que aspiramos es con menos autos y más transporte público.

- En la semana se publicó en La Nación que el Belgrano Cargas tarda 22 días en llegar desde Jujuy a Retiro y es el "símbolo de la decadencia argentina", el paradigma de la ineficiencia. ¿Cuándo va a haber un servicio serio en los trenes de las provincias alejadas de Buenos Aires, que nos permita ser competitivos?
- La obra del Belgrano Cargas va a estar terminada en 2019. No va a ser solamente la obra, sino que además se va a gestionar bien. Aerolíneas Argentinas y el Belgrano Cargas, entre otras, fueron muy mal gestionadas en los últimos años. El sistema ferroviario va a tener una recuperación sistemática.

- ¿Se va a tener que pelear con la familia Moyano si desarrolla los trenes?
- Eso es un mito: el tren y el camión son complementarios. Argentina tiene que desarrollar el tren, el camión y todo el transporte marítimo.

- Mauricio Macri dijo que no les va a pedir a sus ministros que se presenten como candidatos para las elecciones de este año. Si luego cambia de opinión, ¿usted saldrá a competir?
- Soy parte de un equipo y estuve donde me lo plantearon. Pero no creo que me lo pida. Es incompatible ser ministro y candidato.