Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Macri firmó el decreto que exime de Ganancias al medio aguinaldo

Así lo confirmó Cronista.com. estiman que mañana se pulicaría en el Boletín Oficial. La demora había despertado inquietud en medios sindicales. El monto eximido es por hasta $ 15.000 de aguinaldo y no rige para los salarios de más de $ 55.000.

Macri firmó el decreto que exime de Ganancias al medio aguinaldo

Tal como había anticipado Cronista.com, el presidente Mauricio Macri firmó esta tarde el decreto que exime del pago del Impuesto a las Ganancias al medio aguinaldo de diciembre. Tanto en la Casa Rosada como en el Ministerio de Hacienda dan por hecho que el decreto se publicaría mañana. El aviso viene a cuento a raíz de que distintos voceros gremiales comenzaron hoy a llamar la atención acerca del dato de que, pese a la confirmación que había hecho el propio Alfonso Prat-Gay de que el SAC de diciembre no tributaría Ganancias en ciertos niveles salariales, la demora en la publicación del decreto despertó suspicacias en el contexto del clima enrarecido que se vive entre el oficialismo y la oposición.

La eximición es por hasta $ 15.000 de aguinaldo y para sueldos menores a los $ 55.000. Es decir que quien tenga un medio aguinaldo de $ 15.000 o menos no tributará nada de Ganancias; quien cobre un sueldo de menos de $ 55.000 pero reciba más de $ 15.000 de medio aguinaldo, sólo pagará Ganancias por el excedente de esos $ 15.000; y los trabajadores con salarios superiores a los $ 55.000 pagarán Ganancias por el total del medio aguinaldo.

El anuncio de la eximición fue el 12 de octubre, en una conferencia de prensa encabezada por el ministro de Trabajo, Jorge Triaca y el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana. El fue el del pacto con la CGT, que entre otras cosas satisfacía esa reivindicación como prenda de paz con la central obrera para frenar el meneado paro general, que primero se demoró, luego se anunció sin fecha y luego pasó a mejor vida canjeado, además, por la “sugerencia” del bono de fin de año, un beneficio que algunas empresas pagarán y otras no, debido a que no reviste carácter obligatorio, según rápidamente se encargaron de advertir los voceros empresarios.

La demora en la publicación de la medida desde el momento del anuncio llegó a despertar suspicacias en los últimos días. La especulación en torno al porqué de la demora remitía al nuevo escenario que se generó con el proyecto opositor de reforma del impuesto que tuvo media sanción en Diputados. Así, se especuló, incluso, que si el Gobierno se veía obligado a vetar la norma si llegase a ser aprobada tal cual en el Senado, prefería guardarse alguna novedad respecto de la eximición de Ganancias en el aguinaldo para tratar de edulcorar la poco simpática decisión. Hoy, en medio de intensas negociaciones, el Gobierno ganó por lo menos algo de aire en esa pelea en el Congreso al conseguir que el peronismo demorara el dictamen en el Senado a la iniciativa aprobada en Diputados.

La demora en publicar el decreto no sería totalmente inocua para algunas empresas. Según el tributarista Alberto Mastandrea, de BDO Argentina, "lo ideal sería que el decreto salga antes del 20 de diciembre", que es cuando la mayoría de las empresas pagan el aguinaldo, según dijo a Cronista.com. Aclaró, sin embargo, que aquella empresa que decida pagar el SAC antes de esa fecha, o en los próximos días, deberá hacerlo con el cargo de Ganancias para sus empleados, ya que no llegará a tiempo para excluirlo de la liquidación. Eso le acarreará algún tipo de perjuicio. "Va a tener que devolverle al trabajador lo que le retenga tras la publicación del decreto. A partir de ahí, la devolución que tenga que hacerle la AFIP no será necesariamente inmediata y por lo tanto la compañía deberá financiar la devolución del cobro que le hizo al trabajador".