Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Ercolini quedó a cargo de Hotesur, otro caso que complica al kirchnerismo

Ercolini quedó a cargo de Hotesur, otro caso que complica al kirchnerismo

Por segunda vez en dos años, la causa Hotesur cambió de juez federal a cargo, después de que la Cámara Federal decidiera entregarle el expediente a Julián Ercolini, titular del juzgado número 10, que reemplazará a Daniel Rafecas, quien se había declarado incompetente a principios de año. El caso, iniciado a raíz de una denuncia de la diputada Margarita Stolbizer contra la ex presidenta Cristina Fernández y su hijo Máximo Kirchner, por presuntas irregularidades en las declaraciones juradas de las empresas hoteleras de la familia en Santa Cruz.

Puntualmente, la sala I de la Cámara Federal entendió que hay "conexidad" entre los posibles delitos cometidos con esos hoteles y la denuncia por presunta asociación ilícita contra Néstor Kirchner y su esposa que motorizó en 2008 Elisa Carrió.

La Sala I de la Cámara Federal ordenó que los fiscales Gerardo Pollicita (que intervenía en la causa de la presunta asociación ilícita) y Carlos Stornelli (Hotesur) creen una comisión para avanzar con el proceso.
Así, Ercolini se convertirá en el tercer juez de la causa, radicada en noviembre de 2014, donde se sospecha que existió una operación sistemática de lavado de dinero con la que está vinculado el hoy detenido Lázaro Báez, el empresario amigo de los Kirchner que alquilaba habitaciones en la firma Alto Calafate.

Hotesur, mientras fue instruido por Bonadio, fue un caso en el que hubo allanamientos en Río Gallegos, en oficinas del hoy diputado Máximo Kirchner. La Sala I de Cámara Federal resolvió hacer lugar a un planteo por temor de parcialidad de la titular de Hotesur, Romina Mercado, sobrina de la entonces Presidenta y por eso separó a Bonadio del expediente.

Durante varios meses Rafecas tuvo en sus manos la causa, con la documentación del sur secuestrada, pero el 24 de febrero pasado decidió dividirla en tres hechos: irregularidades en la Inspección General de Justicia, la contratación de Aerolíneas Argentinas para que los empleados se alojaran en el hotel presidencial entre 2007 y 2015 y la parte gruesa del presunto lavado de dinero. Tras esa división, Rafecas decidió quedarse con los dos primeros hechos y derivó el tema de lavado a Ercolini, quien fue confirmado ayer.