LA BRECHA SALARIAL ENTRE VARONES Y MUJERES LLEGA AL 27%, SEGÚN EL INDEC

Equidad salarial: el Gobierno apunta a estándares de países industrializados

El Poder Ejecutivo avanza en un proyecto propio para impulsar la equidad salarial entre varones y mujeres y lo hace con un modelo en la mira: los países industrializados del G20. En la iniciativa de la Casa Rosada, que está en discusión desde hace un año, trabajan diputados del interbloque oficialista y funcionarios, que recién en el último tiempo tuvieron la venia del presidente Mauricio Macri para avanzar en el Congreso.

El texto, que se sumará a los ya presentados por los diputados oficialistas Karina Banfi (UCR) y Martín Medina (PRO), combinará incentivos para que las empresas equiparen los salarios de mujeres y varones. Como parte de esa estrategia, el Gobierno propondrá algo ya anticipado por Macri y que había sido presentado pero naufragó con la reforma laboral: la ampliación de la licencia por paternidad.

Quienes trabajan el proyecto vienen realizando encuestas en el mercado laboral y apuntan a atenuar los llamados suelos pegajosos, como se conoce a los obstáculos que aparecen en el desarrollo profesional de las mujeres, vinculados a las tareas domésticas y de cuidado.

En paralelo, resurgieron en el Congreso proyectos como el de Banfi, presentado hace casi un año, para destacar públicamente a las empresas mejor y peor posicionadas en temas de equidad salarial. Esa propuesta va más en línea (reconocen quienes están al tanto del proyecto del Ejecutivo) con la idea de la Casa Rosada, que la iniciativa de Medina, que apunta a modificar la Ley de Contratos de Trabajo para garantizar la igualdad laboral.

La obligatoriedad de que a igual trabajo le corresponda igual remuneración está contemplada en la Constitución y en el sector de Cambiemos más vinculado a la Casa Rosada no creen que una ley extra sirva para reforzar esa manda constitucional. En cambio, apuntan a los incentivos para que las empresas cumplan con la equidad.

Uno de ellos será la ampliación de la licencia por paternidad. El tiempo que propondrá el Gobierno para ese período aún no está definido. En la reforma laboral, la idea era llevarlo a 15 días. Hoy es de dos días. La puja, en ese caso, tendrá un tinte netamente económico: las licencias maternales y/o paternales las paga la Anses. Es decir que la Casa Rosada deberá medir cuántos recursos quiere o puede poner a disposición de la eliminación de la brecha salarial.

En ese sentido, calaron hondo en Macri los estudios que demuestran que la inclusión de las mujeres en la Población Económicamente Activa impactaría directa y positivamente en el PBI. Una de esas publicaciones lleva el sello del FMI y asegura que hay "amplias evidencias de que, cuando las mujeres pueden desarrollar plenamente su potencial en el mercado de trabajo, los beneficios macroeconómicos son significativos" y que, en determinadas regiones, "las pérdidas de PBI per cápita atribuibles a disparidades de género en el mercado laboral llegan hasta el 27%".

Tags relacionados