Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Entre risas y selfies, la UIA tuvo su Día de la Industria con el Gobierno

Los industriales afirmaron que la actividad se recuperó en el kirchnerismo y compartieron un distendido almuerzo con los funcionarios. Macri, el gran ausente

En dos días, la cúpula de la Unión Industrial Argentina (UIA) y el Gobierno pasaron de la distancia y la desconfianza a las risas y las selfies. El candidato a presidente del oficialismo, Daniel Scioli, y el ala económica de la presidencia de Cristina Fernández fueron los invitados estelares al cóctel en el que la central empresaria celebró ayer el Día de la Industria. El festejo, distendido y sin reclamos sectoriales concretos, tuvo un tercer tiempo ameno en el que funcionarios y empresarios compartieron un almuerzo y hasta se sacaron fotos.
Los funcionarios coparon lo que, hasta el lunes, iba a ser un acto opositor. Minutos antes de las 13, una bola humana de fotógrafos y camarógrafos avanzó por el pasillo de la sede de la UIA rodeando a Scioli, el jefe de Gabinete y candidato a gobernador bonaerense, Aníbal Fernández, los ministros de Economía e Industria, Axel Kicillof y Débora Giorgi y el presidente de la UIA, Héctor Méndez. El presidente de FIAT Argentina, Cristiano Rattazzi, caminaba detrás de ellos, como intentando sumarse a ese scrum. Ellos, más el presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, y el secretario general de Presidencia, Eduardo De Pedro, subieron al estrado a escuchar a Méndez, único orador del cóctel.
"En el pasado reciente, desde 2002 hasta 2011, el crecimiento industrial ha mostrado un dinamismo histórico, marcando sin dudas un período fructífero para nuestra industria", reconoció Méndez. "Pero lejos de ser un punto de llegada, esto es una plataforma para el despegue: estas cifras muestran que recién recuperamos el nivel de producción per cápita industrial de 1974", agregó.
Luego, se lamentó: "Diferentes factores internos y externos han concurrido para obturar aquel dinamismo. El nivel de producción industrial para este año estará 4,5% debajo de las cifras de 2011. Las exportaciones de origen industrial del primer semestre de 2015 fueron 16% menores que hace 4 años; en un marco donde resulta más complicado generar nuevos puestos de trabajo".
Perdidos entre la multitud, lo escuchaban el próximo presidente de la UIA, Adrián Kaufmann Brea, y los vicepresidentes de la entidad Luis Betnaza (Techint) y José Urtubey, entre otros. También Doris Capurro, de YPF, y representantes del massismo, como el candidato a gobernador por Buenos Aires Felipe Solá y el economista y candidato a diputado porteño Marco Lavagna.
Quizás para evitar un incómodo papel secundario, Sergio Massa adelantó su saludo personal a la UIA para el martes. Mauricio Macri, el candidato de Cambiemos, no concurrió y "ratificó su ‘profundo compromiso’ con el ‘desarrollo de la industria nacional y el empleo argentino’" en una carta que envió a la central fabril, informó. Su espacio estuvo representado por el jefe de Gabinete del Ministerio de Desarrollo Porteño, Ignacio Pérez Ribas.
Los "institucionales" se dividieron en dos. Antes de las palabras de Méndez, los empresarios compartieron VIP con Jaime Campos, presidente de AEA, y el G6: Claudio Cesario (ABA), Jorge Brito (Adeba), Adelmo Gabbi (Bolsa), Carlos De La Vega (Comercio) y Juan Chediak (Construcción). Después del discurso, la cúpula de la UIA y los funcionarios subieron a almorzar al VIP.
Scioli saludó y se fue. Kicillof se quedó dos horas. Fue una charla amena y hasta hubo selfies, afirmaron participantes. "El presidente de la UIA ha pronunciado unas palabras donde reconoció que después de 25 años de neoliberalismo hemos pasado 12 años donde el país y la industria se han recuperado muchísimo", dijo el ministro. Scioli, que llegó junto con el economista Miguel Bein, convocó a los empresarios a ser parte de "la próxima etapa de este proyecto que es la del desarrollo de la Argentina".

Más notas de tu interes

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar