Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Entre gauchos, Macri quiere festejar el Bicentenario en Tucumán con los gobernadores

El epicentro del 9 de Julio será en Tucumán donde el Presidente quiere una foto con todos los mandatarios en la Casa de la Independencia. El Gobierno propone un festejo federal y planea actos en las provincias de Cambiemos. Busca diferenciarse del kirchnerismo y en Capital habrá desfiles de bandas militares extranjeras sobre Av. del Libertador

Uno de los primeros gestos al asumir fue juntar a los gobernadores en la residencia de Olivos. Macri buscará repetir esa foto el 9 de julio

Uno de los primeros gestos al asumir fue juntar a los gobernadores en la residencia de Olivos. Macri buscará repetir esa foto el 9 de julio

No habrá cinco días de festejo sobre la avenida porteña 9 de Julio, ni shows de Fuerza Bruta, como en los festejos que encabezó la ex presidenta Cristina Fernández durante el Bicentenario de 2010. El Gobierno quiere marcar un fuerte contraste con los actos K, dentro de diez semanas, cuando celebre los 200 años de la Independencia. El epicentro será Tucumán, entre desfiles de gauchos y granaderos; mientras que el 10 de julio preparan muestras de quince bandas militares internacionales, sobre la avenida del Libertador, en Capital.

A partir de hoy, Mauricio Macri empieza a instalar el festejo del Bicentenario, bajo el lema de "unir a los argentinos". El Presidente aprovechará su visita a Tucumán, donde presentará el Plan Nacional del Agua, y mencionará en su discurso los 200 años de Independencia.

En el Gobierno todavía están definiendo si los festejos comenzarán el viernes 8 de julio, por lo que podrían decretar feriado nacional. Macri llegará a Tucumán, el epicentro de los festejos, el mismo día del aniversario. Allí planea una foto que lo muestre con todos los gobernadores en la Casa Histórica de la Independencia, que visitó ayer el ministro de Cultura, Pablo Avelluto. "Queremos que sea más austero que en 2010 y que la Casa Rosada no tenga tanto protagonismo; que sea más federal", explicó una alta fuente del Gobierno. "Será el primer día del tercer centenario de la patria. Vamos a mirar al futuro, porque el futuro nos une. Nos unimos en lo diverso", sostienen que será la línea del discurso de Macri en Tucumán.

El oficialismo también aprovechará el aniversario para sacar rédito político y ya trabaja para que los otros centros del festejo sean en distritos de Cambiemos. Así que también organiza actividades en las provincias que gobiernan los radicales Gerardo Morales (Jujuy) y Alfredo Cornejo (Mendoza), así como de los PRO, Horacio Rodríguez Larreta (Ciudad) y María Eugenia Vidal (Buenos Aires).

Si bien no definieron un nombre para los festejos, están seguros de cuál será el tono. "Vamos a sacar lo autorreferencial del kirchnerismo y plantearemos qué podemos ser como país", agregaron en el Gobierno. De hecho, el festejo en Buenos Aires será en Tecnópolis, un espacio con sello K, donde pondrán foco en el futuro del país.

El otro acto central por el Día de la Independencia será en Capital, el domingo 10 de julio. En principio, no será sobre la avenida 9 de Julio, sino sobre la avenida del Libertador, donde desfilarán bandas militares de 15 países. Ese día la Casa Rosada espera la presencia de los mandatarios de la región y ya confirman que vendrá el presidente de Italia, Sergio Matarella.

Además del ministro Avelluto, la organización está en manos del encargado del Sistema de Medios, Hernán Lombardi; el ministro de Defensa, Julio Martínez, y los gobernadores. Todos ello bajo la supervisión del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el secretario general de Presidencia, Fernando de Andreis.