U$D

MIÉRCOLES 24/04/2019

Entre Ríos: cómo fueron los números finales de la sólida victoria de Bordet

El gobernador peronista se impuso con claridad en las PASO. Cómo terminaron las intendencias importantes que tuvieron competencia interna.

Entre Ríos: cómo fueron los números finales de la sólida victoria de Bordet

Ayer más de 750.000 entrerrianos recurrieron a las urnas para votar en las elecciones primarias de la provincia. Alrededor de las 21.30 horas, tanto el gobernador peronista Gustavo Bordet como el diputado nacional de Cambiemos Atilio Benedetti salieron a reconocer los resultados, que le daban una ventaja al actual mandatario de cara a las elecciones generales del 9 de junio.

Sin embargo, la jornada estuvo marcada por una lenta carga de datos. Recién a la medianoche se alcanzó el 50% de mesas escrutadas. Además, el sitio en el que se informaban los resultados estaba colapsado, por lo que era imposible conocer los detalles de las elecciones.

La actualización continuó durante la noche y la ventaja se amplió para Bordet. Mientras que ayer a la noche estaba cerca de lograr los 20 puntos de diferencia, luego llegó a sacarle casi 25 puntos a su inmediato perseguidor. De esta forma, el Frente Justicialista Creer Entre Ríos obtuvo 58,15% de los votos ante el 33,65% de Cambiemos en la categoría gobernador.

Se trató de una elección polarizada entre estas dos fuerzas políticas, ya que el tercer lugar quedó para el partido socialista que apenas llegó al 2,48%.

Igualmente, otro de los datos destacados de la elección fue el porcentaje de voto en blanco, que llegó al 12,3% de los votos totales. No se trata de una novedad en el distrito: en las primarias de 2015 el voto en blanco fue el 20,8%.

Pero más allá de lo que sucedió a nivel provincial, en varias intendencias sí hubo competencia interna y quedaron precandidatos afuera de las generales.

Paraná era la batalla que generaba más expectativas, con disputas en ambos frentes. El distrito es gobernado por Sergio Varisco, de Cambiemos, quien fue denunciado por sus supuestos vínculos con el narcotráfico y se encuentra procesado.

El peronismo jugó fuerte para tratar de arrebatar la capital provincial y presentó al actual vicegobernador como precandidato, Adán Bahl. Este frente fue el más votado, con el 44,19%. Bahl sacó una gran ventaja a sus cinco competidores internos, obtuvo el 67% dentro del espacio y se convirtió en el más votado de toda la elección.

Cambiemos, por su parte, llegó al 38,94% entre los tres precandidatos. Varisco, a pesar de las denuncias, ganó la interna con el 58,16% y competirá en junio. Emanuel Gainza, del PRO, tuvo el 35,46% dentro del espacio.

Otra de las elecciones que generaba expectativa era la de Concordia. Además de ser el distrito más poblado después de la capital ha sido la cuna de varios gobernadores, incluido Bordet. Allí, el peronismo le sacó una gran ventaja a Cambiemos: 70,36% contra 23,68%.

Si bien la diferencia fue muy grande, puede haberse ampliado debido a que Cambiemos llevó un solo candidato –Roberto Niez–, por lo que no definía nada. En cambio, el peronismo llevó seis precandidatos. Uno de ellos era el actual jefe comunal, Enrique Cresto (n), quien triunfó con el 47,93% dentro de la interna.

En Gualeguaychú también se jugaba una carta importante. Allí había cerrado la campaña Benedetti. Sin embargo, el peronismo obtuvo el 67,9% entre sus dos precandidatos, mientras que Cambiemos, con lista única, llegó al 21,87%.

El consuelo para Benedetti, aunque mínimo, llegó en su pueblo, Larroque. Allí fue intendente entre 1995 y 1999. Su sobrino, Darío Benedetti, se impuso en la interna de Cambiemos, que en total llegó al 46,53%. El peronismo, que fue unido, obtuvo el 39,83%. Igualmente, la diferencia fue de solo 300 votos.