Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Energía: aún hay desafíos que encarar para apuntalar inversión

Energía: aún hay desafíos que encarar para apuntalar inversión

Para el presidente de Shell Argentina, Teófilo Lacroze, el contexto económico de la Argentina permite mantener el optimismo, tanto por el panorama general como por la perspectiva del sector energético en particular. En el marco del Coloquio de IDEA, el ejecutivo sostuvo que "estamos en la senda correcta" y por esa razón la compañía ratificó su compromiso con el desarrollo energético del país.

Shell tiene un plan de inversión de u$s 300 millones anuales por los próximos cuatro años, que involucra la exploración en áreas nuevas como Bajada de Añelo, junto a YPF, y Coiron Amargo, con Pluspetrol.

Desde la empresa perciben que el crecimiento de la Argentina va a impulsar un crecimiento del consumo de combustibles por encima de la variación del PBI. Shell, en este segmento, logró sumar dos puntos de market share en el mercado de estaciones de servicio (no incluye las ventas mayoristas ni el aprovisionamiento de Cammesa).

"Después de las PASO entramos en una etapa que fue entendida como un voto de confianza para los cambios emprendidos en los últimos dos años". Para el sector, en esa lista hay avances relevantes, como las adendas para mejorar la productividad de la operación de shale en Neuquén y Santa Cruz, la liberación del mercado del crudo y la posibilidad de importar equipos usados para potenciar la exploración y producción.

Pero en paralelo, Lacroze destacó que hay desafíos que deben ser completados para que Vaca Muerta pase de los 130 pozos actuales a los 1000 proyectados por año. El principal es tener un régimen tributario que facilite las inversiones a plazos superiores a los 30 años, lo cual implica tener la posibilidad de tener una amortización acelerada y de un cómputo diferenciado del IVA, entre otros aspectos. Esa adecuación ya está siendo discutida con las autoridades del área (la expectativa es que pueda ser tenida en cuenta en la reforma impositiva integral), del mismo modo que empezó a revisarse el Impuesto a la Transferencia de Combustibles.

En la misma línea, el titular de Shell consideró que es prioritario mejorar la infraestructura y los servicios. Hoy ya se comenzó a planificar el tendido de una línea ferroviaria desde Bahía Blanca que facilite el envío de insumos para la exploración, así como la salida del shale gas a futuro. También hay que seguir trabajando para mejorar la productividad, ya que las adendas acordadas con el gremio petrolero dieron un marco legal positivo, pero aún hay que lograr que su aplicación sea más efectiva. Por último, destacó que todavía hay que reducir tiempos no productivos que hoy restan margen a los proyectos.

"Mejoramos nuestra curva de aprendizaje frente a los desarrollos que tenemos en EE.UU. Lo que allá nos requiere 50 pozos, acá se consigue el mismo resultado con 20, porque podemos aplicar mejoras en los procedimientos de exploración en tiempo real", añadió Lacroze.

En relación con los mensajes que dejó hasta ahora el Coloquio, el ejecutivo señaló que se logró hacer percibir que la transformación es un trabajo conjunto, "porque es algo que nos toca a todos". Y que en ese sentido, hoy se nota vocación de consenso tanto en el mundo empresario como sindical. Con relación a la inflación (tema que preocupó por el salto que mostró el índice de septiembre, que cerró en 1,9%) aseguró que cree que la tendencia se va a mantener declinante, lo que permitirá llegar al estimado de 22% anual.