U$D

MARTES 11/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Encuentro de los Líderes: reforma laboral, las buenas intenciones y la realidad

Los especialistas en Derecho Laboral, Daniel Funes de Rioja y Julián De Diego, coincidieron hoy en manifestar moderadas expectativas sobre el real impacto que tendrá en el mercado de trabajo el proyecto que acaba de ingresar en el Congreso. 

Encuentro de los Líderes: reforma laboral, las buenas intenciones y la realidad

Los especialistas en Derecho Laboral, Daniel Funes de Rioja y Julián De Diego, coincidieron hoy en manifestar moderadas expectativas sobre el real impacto que tendrá en el mercado de trabajo el proyecto de Reforma Laboral que acaba de ingresar en el Congreso. 

Reunidos en el 10mo Encuentro de los Líderes, organizado por El Cronista y la Revista Apertura, valoraron que se haya dado el paso de poner en agenda las problemáticas que afectan la creación de empleo, en particular la promoción del empleo juvenil, del trabajo formal y de la necesidad de incorporar al mercado a millones de excluidos, pero advirtieron que se trata sólo de un paso, incluso condicionado a que el proyecto no siga sufriendo mutilaciones, para avanzar en la resolución de toda una seria de problemas, de costos y litigiosidad, de anacronismo y trabajas a la productividad, que retrasan la llegada de inversiones. 

Funes de Rioja opinó que la reforma es una “buena iniciativa”, pero que se trata de un proceso que debe continuar con demandas a los tres poderes: “Al Ministerio de Trabajo yo le pediría que sea más prolijo en la escritura de los artículos, porque la ley que mandaron al Senado tendrá muchas objeciones por desprolijidades en la redacción, tiene muchos puntos escritos en lenguaje vulgar por gente con buena intención pero que no sabe de derecho; al Congreso le diría que legisle con la responsabilidad que significa aprobar una reforma que aporte a bajar el empleo, para que ingresen al mercado de trabajo entre 12 y 14 millones de personas que están fuera; y al Poder Judicial, donde estamos viendo ciertas señales en algunas cámaras, que han moderado el carácter recalcitrante de sus fallos, que cumplan con la ley.


Esta reforma es un paso, no cambia el mundo, pero si además en el Congreso la desnaturalizan, habrá más industria del juicio. Que entiendan nuestros diputados y senadores que queremos producción y trabajo y un derecho laboral de aplicación fácil e inmediata”, dijo el también presidente de Copal.

De Diego, por su parte, apuntó que no sólo se trata de cambiar la ley sino también “cómo se dictan las sentencias”. En este sentido, advirtió que “la jurisprudencia no ayuda”, por lo tanto, además de la legislación “hay que cambiar los procedimientos y las tendencias en nuestros jueces”. 

“Después del período que abarcó el gobierno anterior, el presidente Mauricio Macri tiene una responsabilidad enorme en ubicar a la Argentina en el mundo y acorde con la modernidad. Las nuevas tecnologías no tienen los tiempos de la legislación, pero es loable que exista esta reforma. En particular, no la considero satisfactoria pero es una reforma que tiene buenas intenciones, en el sentido de que busca combatir el trabajo clandestino, promover el empleo, que el estudio se ligue a la salida laboral y la salida laboral se relacione con las nuevas tecnologías; es un primer paso”, agregó.

En cuanto al cuerpo específico de la ley, Funes de Rioja dejó en claro sus reservas sobre algunos artículos, en particular sobre el capítulo que extiende licencias tanto la que puede obtenerse, sin goce de sueldo, por “razones particulares planificadas”, de 30 días, como las que se establecen por paternidad, de 15 días (antes eran 2), incluso la extensión de las que se otorgan por nacimiento o adopción, o la de 10 días por matrimonio que ahora se amplía a estar “en pareja”, entre otras. “No las entiendo”, dijo Funes de Rioja y explicó: “Si tengo una empresa con cuatro trabajadores, como hago si todos pretenden tomarse esa clase de licencia; me quedo sin empresa”. Y luego ironizó: “Sabía, en el mundo académico, del año sabático, pero nunca había escuchado que se podía imponer en el mundo laboral el mes sabático”. También recurrió a la ironía cuando reflexionó acerca de la ampliación de la licencia por matrimonio a las parejas de hecho: “¿Cuando hay  que otorgarla, cuando obtienen el certificado de convivencia, cuando se van a vivir juntos...?”

“Todo ese capítulo habla de derechos de los trabajadores pero va en contra de la productividad”, concluyó De Diego.

Ambos especialistas llegaron a sus conclusiones sobre las perspectivas de la reforma laboral tras realizar, primero, un diagnóstico sobre el estado del empleo en la Argentina, una evaluación con las que les pidió arrancar el moderador de la mesa, el director periodístico de El Cronista, Hernán de Goñi.

La Argentina tiene un problema patológico crónico en materia de empleo y es falso, además, que hay instituciones laborales sólidas”, dijo Funes de Rioja. Recordó que tenemos un mercado de 10 millones de empleos registrados, donde el 60% está en el sector privado y el 30 restante en el sector público, cuando la media de empleo estatal en los países desarrollados es del 15. Luego tenemos 6,5 millones de informales, o sea que la informalidad laboral está en el 35% ¿eso funciona bien?. Para el que está adentro quizá le funcione y no quiera cambios, pero tenemos que pensar en el que golpea las puertas del mercado y no se le abren las posibilidades”.

De Diego advirtió que tenemos 13/14 millones de pobres y muchos de ellos son trabajadores formales, por lo tanto, tener empleo no es garantía de salir de la pobreza”. Señaló, además, que “tenemos un problema con la cultura del trabajo, que se pone en evidencia con la existencia de 8/9 millones de personas que reciben subsidios, que aumentaron y no bajaron durante el actual Gobierno”. 

“El nivel de desempleo no es ni por asomo el que publica el Indec; tenemos un empleo y subempleo en niveles superiores al 20%”, advirtió de Diego, a la vez que planteó que el “desafío es empleo joven” y que “no hay reforma que genere empleo por sí sola; eso lo generan las inversiones, que sean genuinas, y no financieras”. 

Comentarios2
osvaldo2601 Riafrecha
osvaldo2601 Riafrecha 23/11/2017 07:56:59

Excelente nota no tendremos un país serio , con las actuales leyes laborales. Y menos con alguna de las modificaciones nombradas

Rosa Lewko
Rosa Lewko 23/11/2017 07:46:55

Much chachara!!! Copien de los reglamentos de Australia y tendran una fuerza laboral may contenta!!!

Más notas de tu interés