En zona de confort, Macri y Pichetto lanzaron guiños al sector militar y conservador

El Presidente se mostró con su compañero de fórmula, en el desfile militar por el 9 de julio, adonde solo había funcionarios nacionales. Guiños de Pichetto a un posible "acuerdo económico-social" si gana la reelección.

El primer día que Mauricio Macri se mostró en modo campaña con su compañero de fórmula, Miguel Pichetto, llegó a esbozar desde Tucumán que el día de la Independencia tiene semejanzas con lo que los votantes deben decidir en esta elección de 2019. Luego, ambos fueron juntos a un ritual de la gestión Cambiemos, que se trata de los desfiles militares durante el 9 de Julio, donde busca estrechar la relación con los sectores pro-militares de la sociedad.

En un discurso más largo de lo común para Macri (13 minutos), en el jardín de la casa donde se firmó la independencia en 1816, el Presidente lanzó distintas referencias. "No eran tan distintos a lo que somos los argentinos hoy", pronunció el mandatario. Y entre las comparaciones mencionó que no es fácil para el país "cambiar de raíz lo que estuvo arraigado durante años"; que la independencia también era una decisión sobre "un marco institucional"; y definió que los hombres de 1816 "cambiaron el futuro, igual que nosotros". De hecho, concluyó su discurso con el latiguillo de campaña de 2015 al afirmar "claro que se puede" hacer una "transformación", "si cada uno de nosotros decide ver más allá de su propio interés y aportar a nuestro futuro común".

El gobernador peronista de Tucumán, Juan Manzur, lo escuchó desde la primera fila, al igual que la primera dama Juliana Awada y las primeras líneas del gabinete nacional. Con ellos y junto a su compañero de fórmula para estos comicios, el senador peronista Pichetto. Este último, declaró ayer a El Tribuno que un próximo gobierno debería convocar a un "acuerdo económico-social". En su discurso, Macri había lanzado un guiño en torno al diálogo: "las diferencias, las confrontaciones políticas se dejaron de lado por algo mucho mas importante". Las reformas políticas que quiere llevar a Macri en un posible segundo mandato, necesitan del apoyo de la oposición, en línea con el FMI y de cara al acuerdo con la Unión Europea.

Al mediodía, el jefe de Estado llegó al palco de la avenida Libertador y Oro, en Palermo, donde comenzó un desfile militar. "Si se puede, si se puede", se escuchó desde el público que se agolpó detrás de las vallas, a lo largo de más de 30 cuadras. No hubo una multitud, pero fue un público que no lanzó ni un silbido ni ofensa al mandatario. Allí, Macri jugaba de local.

Además, el Presidente aprovechó para sentarse en el palco junto a su compañero de fórmula. Pichetto es una figura que en las últimas semanas afirmó "hay que jerarquizar las Fuerzas Armadas", y se mostró a favor de elevar las trabas migratorias. Todo un discurso que comparten distintos sectores de la sociedad entre conservadores, nacionalistas y pro-militares. Muchos de ellos estaban reunidos ayer en la avenida Libertador, aplaudiendo el desfile de tanques y efectivos con ametralladoras, con banderas de Argentina. También se notaba mucho público infantil. El desfile militar cada 9 de julio es una institución que quiso instalar el macrismo, desde que llegó al poder.

Tags relacionados

Más de Economía y Política

Noticias del día