Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

En un año se crearon 87.000 empleos, pero la mayoría son estatales y monotributistas

Son datos del Ministerio de Trabajo. Muestran que, por lo menos hasta enero, el empleo privado asalariado sigue sin terminar de arrancar. En términos desestacionalizados, el mes terminó igual que diciembre.

En un año se crearon 87.000 empleos, pero la mayoría son estatales y monotributistas

Entre enero de 2016 hasta enero de este año se crearon 86.993 puestos de trabajo netos (es decir, restando al total de puestos nuevos los que se perdieron) en el sistema formal, lo que implica una expansión del 0,7 por ciento en el total de empleos registrados. Sin embargo, se trata de puestos de trabajo en el Estado, monotributistas y monotributistas sociales, mientras que en el sector asalariado privado se registraron 25.323 empleos menos que hace un año.

De los casi 87.000 nuevos puestos de trabajo, 33.356 corresponden al sector privado, 29.644 al sector público y 23.993 son monotributistas sociales. 

En términos desestacionalizados, el total de empleo terminó en enero con una variación negativa de 5800 puestos perdidos, que representan una merma del 0% teniendo en cuenta la masa total de trabajadores argentinos, que asciende a 12.047.084 personas. Con estacionalidad, en cambio, la pérdida es superior, ya que se contabilizaron 43.679 empleos menos. 

"La variación fundamentalmente tiene que ver con la caída de contratos en el sector público, algo que sucede en el primer mes del año y luego se vuelven a reactivar en febrero o marzo", analizó José Anchorena, subsecretario de Estadísticas, Estudios y Políticas Laborales del Ministerio de Trabajo. 

Para el sector privado, en la medición con estacionalidad, se crearon en el mes 11.483 empleos, aunque si se le quita el componente estacional la creación fue más moderada: fueron 1876 puestos nuevos en enero respecto de diciembre.

De los 33.356 nuevos empleos que generó el sector privado en el último año, el aumento de los trabajadores cuentapropistas compensó el despido de 25.323 asalariados en relación del dependencia. La cantidad de monotributistas se expandió 3,3%, los trabajadores de las casas particulares aumentaron 2,4% y los autónomos crecieron un 0,2% interanual.  

"Sigue la tendencia que vimos el año pasado: el primer semestre fue más bien de caídas, pero en el segundo semestre se vieron mejoras y eso tiende a estabilizarse", dijo Anchorena en la presentación de los datos en la cartera de Trabajo, en la que estuvo presente este medio. 

Los sectores que tuvieron una expansión mensual en enero fueron construcción y pesca, ambas con una suba del 1%. El resto de los resultados positivos fueron para Suministro de electricidad, gas y agua (+0,7%); Servicios sociales y de salud (+0,5%); Actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler (+0,2%) y Enseñanza (+0,2%). Los resultados negativos fueron para Explotación de minas y canteras (-0,5%); Hoteles y restaurantes (-0,4%); Servicios comunitarios,.sociales y personales (-0,4%); Transporte, almacenamiento y conunicaciones (-0,2%); Agricultura, ganadería y silvicultura (-0,2%) y comercio y reparaciones (-0,1%).

La industria manufacturera es la rama más golpeada en materia de empleo, tanto en la medición mensual como interanual. Comparado con diciembre, el empleo industrial se contrajo 0,1% en la serie desestacionalizada, y tuvo una caída del 3,5% interanual.

"En enero la industria tuvo caídas menores a las que registró el año pasado, asi que puede decirse que hay cierta estabilización en materia de empleo", evaluó Anchorena. 

En relación a las remuneraciones, la mitad de los trabajadores del sector privado, (3.105.926 personas), tuvo en enero un salario menor a $ 17.650 pesos mensuales, mientras que el resto superaron ese monto. 

La remuneración mediana registró en enero, de acuerdo con los datos provistos por Trabajo, una variación interanual del 39,1%. Los funcionarios que presentaron el informe destacaron que esta variación le ganó a la inflación. Aunque no hay datos interanuales del INDEC para enero, de acuerdo a los datos de la Dirección de Estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires, el aumento de los precios en el primer mes del año fue de 38% interanual.

La información surge del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) del Ministerio de Trabajo, considerado la fuente más fidedigna sobre evolución de empleo.