Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

En otro día agobiante por la ola de calor, hubo más de 130.000 hogares sin luz

Tras casi dos semanas de calor extremo, se prevé que bajen las temperaturas. Se debió importar electricidad y ni el aumento de tarifas no logró que el consumo se moderara

En otro día agobiante por la ola de calor, hubo más de 130.000 hogares sin luz

En lo que se esperaba fuese el fin de casi dos semanas seguidas con elevadas temperaturas, ayer hubo, otra vez, más de 130.000 hogares sin luz en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense cuando caía la tarde.

Según fuentes del sector, la falta de energía eléctrica en los hogares se debió a problemas en la distribución y no en la oferta. Los operadores indican que los cables están saturados por el consumo y que, conforme se vaya el calor de la zona, se irá normalizando la situación.

Por caso, Edenor tuvo 45.693 clientes sin servicio a las 17.30, cuando la sensación térmica seguía por encima de los 37 grados centígrados. Desde la empresa dijeron que hubo más cortes que en un día habitual, "pero la mayoría se resuelven durante el mismo día". "Es una situación crítica, estamos operando con la red al límite. El consumo está en niveles altos", aseguraron. Y pronosticaron que dentro de 2 o, "como máximo", 3 años, "la calidad será mucho mejor". El augurio coincide con la estimación del secretario de Energía Eléctrica, Alejandro Sruoga, que esta semana afirmó que dentro de cuatro años el servicio tendrá un "nivel óptimo".

A las 18.30, en tanto, habían 89.917 hogares sin luz en el área de concesión de Edesur. La distribuidora sostuvo: "Quedaron fuera de servicio algunos cables por la alta y excesiva demanda de energía. Hace 37 grados, la mínima no baja de los 20 y casi siempre superó los 32 grados en estas dos semanas. Los cables se recalentaron por haber sido sobreexigidos. A la noche no refresca, todos duermen con los acondicionadores de aire encendidos y la red no descansa nunca, no tiene alivio".

Edesur señaló que los barrios más afectados fueron Caballito, Villa Crespo, San Cristóbal y la localidad bonaerense de Valentín Alsina. del partido de Lanús, con cortes que se prolongaron entre 3 y 5 horas. "Los más afectados son los lugares densamente poblados", explicaron.

El portal del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) registra cada media hora la cantidad de cortes en Capital y Gran Buenos Aires y, por lo general, se observan más cortes en las zonas en las que Edesur presta servicio. En ese sentido, la empresa expresó: "Los cortes son más visibles porque tenemos a cargo el 70% de la Ciudad, que es el área con mayor densidad de población y donde hay mayor impacto mediático". E insistieron en que hay un camino "progresivo" hasta la normalización del servicio, que sería dentro de 4 años.

Más allá del largo plazo, en el sector reconocen que nunca en estas semanas faltó electricidad y que la energía disponible fue suficiente para cubrir la demanda. Es decir, los cortes fueron ocasionados solamente por problemas en la distribución.

Con esto, el Ministerio de Energía se anotó un punto en su haber. Debido a sus previsiones, eludió las críticas hacia adentro del sector, aunque el aumento de las tarifas jugó en contra en la percepción de la gente justo en medio de la ola de calor.

Para que la oferta de electricidad no colapsara hubo que importar energía desde Brasil, Uruguay, Chile y Paraguay.

Pese a los aumentos de entre 61% y 148% dispuestos por el Gobierno (que regirán en su totalidad a partir de este mes), el consumo de luz alcanzó un nuevo récord el viernes 24 de febrero (25.628 MW de potencia), superó el máximo histórico para un sábado el día 25 (22.390 MW) y el récord de energía para un domingo el 26 (437,6 GWh), pese a que fue un fin de semana largo.