Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

En medio del reclamo social, el Gobierno debate si adelanta cambios en Ganancias

El tema se analizó en la reunión de gabinete y las opiniones se dividen entre quienes quieren tratarlo en el Congreso y los que piden sacarlo ya por decreto. Buscan otras medidas positivas

Macri reunió a su gabinete para analizar la inflación, las paritarias, los despidos estatales y ganancias

Macri reunió a su gabinete para analizar la inflación, las paritarias, los despidos estatales y ganancias

Febrero arrancó con un clima político espeso para al macrismo. Mientras crecen los despidos en el Estado y ya rige la suba de tarifas energéticas, cada vez es mayor la resistencia sindical al techo de entre 20% y 25% que el Gobierno impulsa para las paritarias. Es por eso que en la Casa Rosada ya se debate sobre la conveniencia de adelantar alguna de las medidas positivas destinadas a amortiguar el costo social que traerá la inflación, y que estaban pensadas para marzo. Se trata de un paquete de leyes, todas promesas de campaña que aún no fueron saldadas, como la modificación del mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias, la ampliación de la Asignación Universal por Hijo (AUH) para los monotributistas y la reducción del IVA a los alimentos de la canasta básica, que el presidente Mauricio Macri pretende enviar al Congreso cuando arranquen la sesiones ordinarias. Pero para algunos ministros, marzo aparece ahora demasiado lejano, temen que la luna de miel con el Gobierno no sea tan prolongada, y consideran que se debería hacer un gesto en estos días, como una suba en la AUH o la baja del impuesto a las ganancias por decreto.

El tema se debatió ayer, sin ningún resultado concreto, en la reunión de Gabinete realizada en la Casa Rosada, y tomó fuerza con las críticas que realizó Elisa Carrió, una aliada no convencional de Cambiemos, quien pidió subir el mínimo no imponible a $47.430 y excluir a jubilados. "Aumentar las tarifas y no actualizar el impuesto a las ganancias de inmediato se vuelve una injusticia", se diferenció la diputada ayer en las redes sociales, donde adelantó sus proyectos de ley para modificar el polémico gravamen. "Lilita no es una bomba de tiempo, la bomba es los impuestos injustos y la impunidad. Hay que desactivarla!", escribió.

Los dirigentes opositores cercanos al Gobierno también se alistan en el reclamo. El líder del Frente Renovador, Sergio Massa –que acompañó a Macri a Davos– fue tajante hace unos días sobre el tema. "Sin dudas Macri debería haber modificado por decreto el piso del impuesto a las ganancias", dijo.

Macri presidió por la mañana la reunión con su elenco ministerial donde se repasó el problema de la inflación, el despido de los trabajadores estatales, las paritarias salariales y el preacuerdo con bonistas italianos que no ingresaron al canje de deuda, según informaron al término del encuentro el jefe de Gabinete, Marcos Peña y el jefe de la cartera de Hacienda, Alfonso Prat-Gay.

Pero también se puso sobre la mesa la necesidad de enviar una señal a la clase media. "Están viendo de que manera se puede hacer. Hay quienes no creen conveniente modificar el impuesto a las ganancias por decreto. Las aguas están divididas", confió una fuente presente en la reunión, que no descartó la posibilidad de que se anuncie una suba en la AUH para apaciguar los ánimos.

En cambio, los voceros habituales negaron a El Cronista que se vaya a adelantar alguna de esas medidas. Prat Gay, había dicho en una de sus primeras conferencias de prensa que el Gobierno mandaría al Congreso un proyecto para elevar el mínimo no imponible a $30.000 y Macri, días atrás desde Córdoba, ratificó que será en marzo. Ayer, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, confirmó que el Presidente enviará un proyecto al Congreso el 1 de marzo. "Esperamos un tratamiento rápido porque hay un consenso amplio con los demás partidos políticos en este tema", dijo en diálogo con radio La Red. Y advirtió que los cambios en el gravamen "serían retroactivos a enero".