Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

En medio de su interna, el peronismo busca armar una agenda opositora

El peronismo está aprendiendo a ser "oposición". El término, a regañadientes, fue repetido varias veces ayer en otro mitín partidario para curar las heridas, en este caso, la tercera reunión oficial de la Federación Argentina de Municipios (FAM), que comanda el intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra. Fue una charla "preliminar" –como la definió el histórico jefe comunal – de la reunión del consejo nacional del Justicialismo a realizarse los primeros días de febrero para acordar las reglas del juego: el de la renovación de la cúpula del PJ.
La duda aún sigue siendo quiénes serán los jugadores en la cancha de la interna. No había ayer representación camporista en el cónclave. Lo más K fue el nombre del lugar de la cita: el subsuelo del Frente Nacional Peronista, casa Néstor Kirchner. "Participarán los dirigentes que tengan sustento territorial", vaticinó Pereyra, con una construcción conceptual que parece dejar afuera a la ex presidenta Cristina Kirchner y al ex gobernador y frustrado sucesor Daniel Scioli. El ex motoanuta ayer retomó la campaña de nunca acabar: visitó en Lomas de Zamora a su ex protegido, Martín Insaurralde, otro nombre que de la mano de un grupo de pares de dialogo con María Eugenia Vidal, se posiciona para representar al peronismo provincial. "Daniel no va a ir por el peronismo nacional", auguran cerca suyo. Por ahora.
"Hay muchos dirigentes que comparten el posicionamiento y la proyección de (Juan Manuel) Urtubey", inició el Operativo Clamor por el gobernador su legislador provincial Pablo Kosiner. Otro anotado es el chaqueño Jorge Capitanich, pluma partidaria de la Rosada kirchnerista. Y un tapado, que no se pierde los mitines de reconstrucción, incluyendo el de ayer: el tucumano Juan Manzur. En el medio, la incertidumbre sobre el massismo y otros alejados del PJ (como José Manuel De la Sota) con la puerta un tanto abierta.
En estado de efervescencia y movilización, presto a criticar las medidas del gobierno de Mauricio Macri, como ayer la duplicación de la coparticipación para Capital Federal (ver Página 4), el peronismo logra unirse en medio de la dispersión. "Es un escándalo, es el distrito más rico del país", lanzó Manzur. "Los de Capital son ciudadanos VIP y los demás, de segunda", reprochó el matancero Fernando Espinoza, antes de anticipar un pedido del PJ bonaerense a Vidal para debatir la coparticipación. Entre otros temas. El ex intendente cerró otra misa veraniega para apuntar una agenda de reclamos para la gobernadora: este sábado en Santa Teresita, el justicialismo volverá a reunirse como oposición.