Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

En medio de la puja por los precios, el Gobierno evalúa nuevas subas en las naftas

En marzo podría aplicarse otro ajuste en los surtidores. Sería la segunda suba en lo que va del año. Según Aranguren los combustibles aún están baratos en el país

En medio de la preocupación por la escalada de precios en la economía, el Gobierno no descarta nuevos aumentos en los combustibles. Así lo adelantó el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, quien ayer en declaraciones radiales admitió que en marzo podría aplicarse un nueva suba en los surtidores. "Que en marzo haya un aumento de la nafta es algo que está siendo evaluado en función del impacto del incremento del valor del crudo y el precio del dólar", sostuvo el funcionario. "En la Argentina no estuvimos vinculados al mundo durante los últimos 12 años, estamos al revés del mundo. El precio de la nafta en el país es una cuestión relativa, ya que comparada con otra materia prima, (la nafta) aún está barata", consideró el ex presidente de Shell.
De aplicarse el incremento sería el segundo en lo que va del año. En enero último, la administración de Mauricio Macri había autorizado un ajuste del 6% en las estaciones de servicio. Sobre la base de esos valores, en la Ciudad de Buenos Aires, la súper de YPF escaló a $ 13,79, mientras que la Infinia (su marca premium) trepó a $ 15,53. En el caso de Shell, el litro de nafta súper quedó en $ 14,23 y $ 16,45 para la V-Power. En cuanto a Petrobras los precios de referencia para la CABA tras el último aumento son de $ 13,95 por litro para la nafta súper y de $ 15,72 para la nafta podium.
Al margen de los últimos ajustes, lo cierto es que en las petroleras aducen que el incremento autorizado es ínfimo si se tiene en cuenta que en diciembre se registró una devaluación de más de 40% con el levantamiento del cepo cambiario. A la hora de fijar los valores en las pizarras, las empresas evalúan los movimientos cambiarios porque sus costos, aunque se comercializan en pesos, están atados a la evolución del dólar.

Importaciones

Durante 2015 los combustibles aumentaron 15% promedio al compás de la devaluación mensual, pero ahora Energía procura que los efectos de la unificación del mercado del dólar no se trasladen en su totalidad al consumidor. Según consignó El Inversor Online, para dilatar un aumento de tarifas en los combustibles, el Gobierno decidió autorizar a petroleras privadas a importar crudo a precio internacional, por debajo del valor local y buscando recomponer el nivel de rentabilidad de los refinadores. "Para balancear esa ecuación, un grupo de petroleras, entre las que se encuentran Shell, Axion Energy, Petrobras y Oil, adquirió un barco de crudo cargado con un millón de barriles de petróleo de tipo Bonny Light desde Nigeria que arribará al país el 25 de febrero. Será la primera importación de crudo a cargo de empresas privadas en más de cinco años", apuntó el sitio especializado.
Oil, la petrolera de Cristóbal López, se encargó de licitar la compra del barco y Shell Western, unidad de la petrolera anglo-holandesa dedicada al trading de combustibles, se quedó con la subasta. La compañía ya se había adjudicado la provisión de crudo importado en dos de las siete licitaciones realizadas en 2015 por el kirchnerismo.
Hasta el momento, las refinadoras le compraban el crudo importado a la estatal Enarsa (que operaba a través de YPF). Ahora las operaciones volverán a manos de los privados, aunque la Aduana sólo autorizará el ingreso de cargas puntuales convenidas previamente con el Ejecutivo.